martes, 6 de marzo de 2018

Las Tres Casas de la Olmeda. Soria

“todavía se conserva, si bien arruinada, la casa donde desde la época de Fernan González celebraban sus juntas los concejos de Osma, San Esteban y Gormáz; dicha casa construída de ladrillo, se componía de piso bajo y otro en lo alto sostenido por un soportal: á la entrada y derecha del bajo estaba la sala de sesiones con el retrato del Conde pintado en lienzo, incrustado en la pared y guardado en una especie de lacena con dos puertas; á la derecha tres cocinas, y en el piso alto tres pequeños cuartos y otras tantas salas distribuidas por mitad á derecha é izquierda y separadas por un estrecho pasillo” M. Blasco Jiménez, 1880. Nomenclátor histórico, geográfico, estadístico y descriptivo de la provincia de Soria,

La Casa sería luego escuela y a mediados del siglo XIX se utilizaba como casa consistorial de la pedanía de La Olmeda hasta 1876, cuando ya se hizo inhabitable.

La Olmeda la localizamos al sudeste de la ciudad de Osma, a orillas del río Sequillo cuando ya casi se une al Ucero, afluente del Duero.

Fue La Olmeda sede de las reuniones anuales de la Junta de una institución medieval llamada las Tres Casas de La Olmeda.

La Olmeda, perteneciente a la ciudad de Osma, solicita en 1879 a la Diputación de Soria su segregación de Osma, para incorporarse al municipio de El Burgo de Osma.

Eran estas tres casas la localidad de Osma, Gormaz y San Esteban de Gormaz. Unidas para el aprovechamiento mancomunado aprovechar de sus pastos, leña y agua.

Por parte de la Casa de Osma, además de esta ciudad formaban la Junta sus arrabales de Valdegrulla, La Olmeda y Barcebalejo, figuraban Valdenarros, Valdenebro, Velasco, Lodares y Navapalos, más las villas de su alfoz, Alcubilla del Marqués, Berzosa y Valdealbín.

En la Casa de San Esteban de Gormaz estaban incluidas esta villa, el anejo de Pedraja, los lugares de Quintanilla, Olmillos, Quintanas Rubias de Abajo, Morcuera, Piquera, Fuentecambrón, Miño, Peñalba, Aldea y Atauta, y las villas de su Tierra, Quintanas Rubias de Arriba, Inés, Soto, Matanza, Villálvaro y Velilla.

La Casa de Gormaz acogía a esta villa, las poblaciones de Quintanas, Recuerda, Vildé, Villanueva de Mosarejos, Galapagares, Noguerales y Modamio, además del lugar de Brías y la villa de Fresno.

Esta unión económica ya aparece en los Anales Castellanos que tratan del conde castellano Sancho García, 995-1017. Su fundación se debe al abuelo de Sancho García siendo este Fernán González. Su descendiente el monarca Fernando III el Santo en un documento firmado en
Samuñoz, Tierra de Almazán- Muñoz- el 18 de febrero de 1226 resuelve disputas entre Alcozar y San Esteban de Gormaz sobre el aprovechamiento de los pastos de la dehesa y los límites territoriales.

Alfonso X en Segovia el 13 de agosto de 1256 firma un documento en el que podemos leer sobre el origen de las Tres Casas de la Olmeda,  la concesión de fuero y el privilegio de las Tres Casas para aprovechar conjuntamente sus territorios como si fuesen un solo término jurisdiccional.


“Vi un Privilegio del Conde Don Fernant Gonzales, é del Conde Don Garcia Fernandes, é del Conde Don Sancho, é del Emperador Don Alfonso de España, é confirmado del Rey Don Alfonso mi visabuelo, en que les daba Fueros de como visquiesen. Et entre todas las mercedes que les fizo, otorgaba á la Villa de Sant Esteban, é á la Villa de Osma, é á la Villa de Gormaz con sus Alfoces, que oviesen estas Villas sobredichas, una vida, é un fuero en pacer é en faser, é en cortar en sus terminos asi como si fuesen una Villa” .


Privilegios que fueron confirmados a petición de san Esteban de Gormaz por Alfonso XI en Madrid en  1339 y  por Juan II en Cantalapiedra en 1443. Los RR.CC amplían privilegios en Medina del Campo en  1480, “para que pudiesen vedar y acotar sus términos en los meses de marzo y abril con inhivición de los alcaldes de Mesta de que pudiesen conocer en dichos términos”. Carlos I en 1555 y Felipe II en 1568 intervienen para terminar el pleito de las Tres Casas de La Olmeda contra Berzosa, que quería separarse de la institución y organizar privadamente el aprovechamiento de su término. Berzosa debe permanecer en La Casa.

Documentación del Archivo Municipal de San Esteban de Gormaz recoge como el 24 de febrero de 1558, reinando Felipe II, con respecto al privilegio de las Tres Casas de La Olmeda indica que “… Mas no lo han confirmado los señores Reyes Católicos ni se a confirmado después acá….” Los RR. CC por lo tanto parece que no confirmaron  ni ampliaron privilegios. Se ocuparon solo de decidir sobre el pleito entre las Tres Casas y la Mesta. Algo parecido sucede con Carlos I y Felipe II en relación al pleito entre Las Tres Casas y Berzosa.

Los gobernantes citados en este documento son Fernán González (muerto en 970); García Fernández (970-995); Sancho García (995-1017); Alfonso VII (1126-1157) y Alfonso VIII (1158-1214). El documento no menciona para nada a Fernando III como confirmante anterior; efectivamente, la confirmación de Juan II (1443) se apoyará en el documento de Alfonso X, 

Saltamos al siglo XVIII y  Luís I en 1724 si confirma privilegios. También lo hacen  Felipe V en 1733, Fernando VI en 1755, Carlos III en 1769 y Fernando VII en 1817. En este ultimo caso a petición del ayuntamiento de Osma.

Una Real Orden de 31 de mayo de 1837 termina con esta Institución.


La Olmeda conservó algunas propiedades, entre ellas el edificio en que se celebraban las Juntas  y objetos y libros de la Institución.
E
l cuadro de Fernán González se traslada de modo  provisional al ayuntamiento de Osma. En 1876 se acuerda verbalmente entre los tres alcaldes de la antigua Junta vender la sede de las Tres Casas de La Olmeda a los vecinos de La Olmeda sin que finalmente tenga lugar esta venta por falta  de interés y de capital de los muy escasos vecinos. Ante esta circunstancia se decide por los ediles  la demolición o la donación de la sede de las Tres Casas de La Olmeda, por su estado de irreparable ruina.


Finalmente se acuerda donar a La Olmeda el edificio “tal y cual en la forma que se encuentra”. Se sigue usando como hasta el momento para casa del Maestro.

El mal estado del edificio hace que se derribe y se levante de nuevo con la colaboración de Osma y San Esteban y Gormaz. Osma reivindica el cuadro del conde Fernán González que sin embargo queda en La Olmeda. Del patrimonio histórico queda también el archivo, custodiado en una famosa arca de tres llaves, una por cada Casa, Osma, Gormaz y San Esteban, que debían abrir conjuntamente.

El cuadro del primer conde independiente de Castilla se ubicó, junto al arca que servía de archivo, en el ayuntamiento de El Burgo de Osma, donde se encuentra en la actualidad, siendo expuesto en el Hospital de San Agustín cuando la celebración del IX centenario de la fundación de la Villa en 2001.

El Cuadro es una pintura de Romualdo Pérez Camino, realizado en 1789.
Parece que existía la llamada Piedra de los Tres Pueblos que  marcaba la intersección de los tres términos.