miércoles, 7 de marzo de 2018

Isabel de Zúñiga Avellaneda y Diego Lainez

una hija de Juan de Avellaneda, IX señor de Alcubilla de Avellaneda, Soria, y Valverde,  Burgos, pequeños señoríos de la merindad de Santo Domingo de Silos, al oeste de la Tierra de Soria, quien, habiendo servido de doncella al conde de Coruña-antes Padilla de Yuso- y señor de Calatañazor, recibió de dote  100.000 maravedíes en dote, cuando contrajo matrimonio con un hijo del señor de Villasayas, Diego de Mendoza, hermano del primer conde de Monteagudo, Monteagudo de las Vicarias-, Soria.

 Diego López de Zúñiga (c. 1415-1479). Contrajo matrimonio con Aldonza de Avellaneda​ en 1447, señora de Avellaneda, Aza, Fuente Almejir y Peñaranda de Duero e hija de Juan de Avellaneda, Señor IX de Avellaneda, alférez mayor del rey de Castilla y León, Juan II, y de su esposa Constanza de Arellano y Sarmiento, hija de don Carlos de Arellano, señor de Cameros, y de su esposa Constanza Sarmiento de Villalobos. Condes de Miranda del Castañar por derecho de Diego, señor de Miranda del Castañar,

Isabel de Zúñiga Avellaneda hija de los X señores de Avellaneda y primeros condes de Miranda del Castañar en Salamanca casa con el primer conde de Monteagudo, Pedro de Mendoza. Sería esta Isabel sobrina materna de la Avellaneda que casa con el señor de Villasayas, aunque en las genealogías de los Avellaneda no se encuentra referencia de esta hija-hermana de la hereda Aldonza- que casa con un hijo del titular de Villasayas

Calatañazor es desde fines del siglo XIV señorío de la familia Padilla, originarios y señores en Burgos de Padilla de Abajo, antes Padiella de Yuso, en la merindad de Castrogeriz. 

Noticias documentadas del linaje Padilla se remontan al siglo XII. 

Ya a inicios del XIV, Pedro López de Padilla, ballestero de Pedro I, casa con María García de Leiva, señora de Padilla de Abajo, luego Coruña, ahora Coruña del Conde, Burgos en su límite con la provincia de Soria. 

Alfonso XI da Coruña en señorío a Juan Martínez de Leiva. 

Enrique II la confisca y la vuelve al realengo. 

Enrique IV la convierte en condado y la dona a la familia Mendoza en la persona de Lorenzo López de Mendoza y Suárez de Figueroa, hijo de los primeros marqueses de Santillana. Desde entonces, la villa de Coruña pasa a llamarse Coruña del Conde.

 En el monasterio de Santa Clara de Tordesillas, Valladolid, profesaron varias mujeres del linaje de los Mendoza. Por ejemplo Beatriz de Mendoza, hija de Diego de Mendoza, señor de Villasayas, llegó a ser abadesa de este monasterio, y su hermana Juana profesó en él como monja. Allí también profesó Ana de Mendoza, hija de Pedro de Mendoza y María de Zúñiga, señores de Hinojosa de la Sierra, Soria.

Diego de Mendoza, señor de Hinojosa de la Sierra, vende a su sobrino paterno el segundo conde de Monteagudo el señorío de Villasayas, porque le debía cierta cuantía de dinero por contratos de obligación cuyos plazos ya habían cumplido, la cual no lograba cobrar por ejercer este caballero la jurisdicción en la mencionada villa de Hinojosa, antigua aldea de la Tierra de Soria, donde residía de forma permanente.

Dos villas del estado señorial de Moneagudo que habían sido incorporadas recientementeal mayorazgo, Barca y Villasayas, fueron cedidas durante unos añosa los herederos del alcaide de Almazán asesinado en 1522, Juan Garcés, quienes estuvieron ejerciendo sobre ellas la jurisdicción y cobrando las rentas entre losaños 1529 y 1537, fecha en que, en virtud de un acuerdo, las devolvieron al condede Monteagudo a cambio de recibir una importante compensación en dinero.

Los hijos y demás descendientes del judío don Abraham Abén Rodrique de Almazán adoptaron el apellido Lainez.


  Francisca Lainez casa con Juan Garcés, caballero de la villa de Ágreda, perteneciente a un linaje de hidalgos de rancio abolengo, el de los Garcés de los Fayos, que además había destacado como uno de los miembros más encumbrados de la clientela del segundo conde de Monteagudo, pues, además de su contino, fue un tiempo su mayordomo, le sirvió como capitán de los hombres de armas que el conde aportó en 1512 para la conquista de Navarra, y desempeñó un notable papel en la vida política de Almazán en 1521, mientras el conde estaba ausente en Flandes en compañía del emperador Carlos. Francisca Lainez, quien, según declaraciones de un testigo ya había estado casada con un judío antes de su conversión al cristianismo en 1492.

Francisco Lainez-casado con  Elena Lainez-, hermano de Francisca Lainez,  tuvo que elegir un sobrino para fundar en su cabeza un mayorazgo escogió a uno de los hijos varones de Juan Garcés. El elegido fue Garci Garcés, quien, al igual que su tío tuvo también a su cargo la tenencia de la fortaleza de Moñux, y, además, sirvió al conde de Monteagudo como mayordomo. 

Francisco Lainez, al parecer primogénito de don Abraham Abén Rodrique, convertido al cristianismo junto con su mujer judía, que adoptó el nombre de Elena Lainez, tras 1492, fue designado por el segundo conde de Monteagudo, don Antonio, alcaide de la fortaleza de su villa de Moñux. Este judeoconverso murió en 1520 sin haber tenido hijos de su matrimonio.


A la familia Lainez pertenece Diego Laínez Gómez de León (Almazán1512 - Roma19 de enero de 1565), fue el segundo General de la Compañía de Jesús, compañero de san Ignacio de Loyola, sucesor y biógrafo suyo. Destacado teólogo, fue Padre Conciliar en el Concilio de Trento.

Diego Laínez es hijo de Juan Lainez siendo este sobrino del anterior nombrado Francisco Lainez.

Luisa Lainez, hermana del padre del que fue general de la compañía de Jesús, contra la que ciertamente fue incoado un proceso ante el tribunal de Cuenca en el año 1537, pero que no acabó en condena. 

Los I condes de Monteagudo y V señores de Alamzán son padres de António de Mendoza, II conde de Monteagudo y VI señor de Almazan, que casa con Maria de Mendoza, hija del II conde de Tendilla y hermana del II marqués de Mondejar que casa precisamente con Catalina de Mendoza, hermana de Antonio. Otra hermana de Antonio, Inés de Mendoza, casa con Alfonso Pimentel, V conde de Benavente, y otra de sus hermanas, Maria con António Sarmiento, alcalde mayor de Burgos. El otro descendiente varón de los I condes de Monteagudo es Alonso de Mendoza que casa con Juana de la Cerda, hija del V conde y I duque de Medinacelli. En el año 1575 y “Por Gracia” de Felipe II el IV conde de Monteagudo y VIII señor de Almazan será el I Marqués de Almazán.