lunes, 11 de diciembre de 2017

Nimes. Francia

Es famosa por la multitud de restos de la época romana que se conservan en bastante buen estado, destacando entre ellos el anfiteatro (la Arena de Nimes), donde aún se celebran espectáculos, fundamentalmente taurinos, y la Maison Carrée, antiguo templo romano y sede actualmente de un espectáculo 3D sobre personajes históricos de Nimes. Ambas construcciones datan del siglo I y se encuentran en el casco urbano. En sus alrededores se hallan la torre Magna (aproximadamente del siglo I a. C.) y el Puente del Gard (19 a. C.), uno de los más famosos acueductos romanos, construido por Agripa

Son también reseñables la catedral de Saint Castor (cuya construcción empezó en el siglo XI) así como varios museos de arqueología, y los Jardins de la Fontaine (Jardines de la Fuente) del siglo XVIII.













Catedral basílica de Nuestra Señora y San Castor 




La Arena de Nimes, un anfiteatro romano construido a finales del siglo I d. C. A lo largo de la historia el anfiteatro sufrió numerosas reformas interiores ya que los vizcondes de Nîmes construyeron su palacio-fortaleza dentro del anfiteatro. Posteriormente un pequeño barrio fue erigido en su interior, el cual contaba con unas cien viviendas y dos capillas. Estas edificaciones permanecieron hasta el siglo XVIII en que se decidió eliminarlas para devolverle el aspecto original. Está considerado el anfiteatro mejor conservado del mundo.

 


























El cocodrilo atado a una palmera es el símbolo de Nimes