sábado, 2 de diciembre de 2017

Barbate. Cádiz




Se ubica en la desembocadura del río Barbate, en la costa próxima al cabo de Trafalgar, frente al que se desarrolló la batalla del mismo nombre.

Tradicionalmente ha sido una población pesquera, dedicándose tanto a la pesca en los caladeros marroquíes como a la pesca del atún mediante el arte tradicional de la almadraba.
En este municipio se localizan el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate y el cabo Trafalgar, declarado monumento natural. También ocupa parte del LIC Acebuchales de la Campiña Sur de Cádiz.


















El fundador de la casa de Medina Sidonia fue Guzmán el Bueno, pues él fue quien puso las bases sobre las cuales se asentaría la misma. Sus descendientes fueron acumulando posesiones y títulos que incrementaron el poder del linaje, que recibió el espaldarazo definitivo en 1445 con la concesión del ducado de Medina Sidonia, al que se concedió en 1520 Grandeza de España originaria. Además la casa reúne y reunió otros títulos, como el señorío de Sanlúcar, el condado de Niebla, el marquesado de Gibraltar, el marquesado de Cazaza y el marquesado de Valverde.


La casa de Medina Sidonia estuvo desde sus orígenes en manos de la familia Pérez de Guzmán, comúnmente conocidos como los Guzmanes, hasta que en 1779 pasó a los Álvarez de Toledo, cuando a la muerte sin descendencia de Pedro de Alcántara Pérez de Guzmán y Pacheco, XIV duque de Medina Sidonia, lo heredó su primo José Álvarez de Toledo y Gonzaga, XI marqués de Villafranca del Bierzo, quien también murió sin descendencia, pasando la varonía de la casa a su hermano Francisco de Borja Álvarez de Toledo y Gonzaga. 

Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo es el actual duque de Medina Sidonia, siendo la vigésimosegunda persona que ha llevado dicho título.






Juan II de Castilla donó Vejer y Barbate a Alonso Pérez de Guzmán, primer duque de Medina-Sidonia, casa a la que se le concedió también el señorío de las almadrabas de la comarca.


La almadraba (del árabe andalusí المضربة almaḍrába, «lugar donde se golpea o lucha»)1​ es una de las técnicas para la captura del atún empleada en Italia, Marruecos, Portugal (principalmente en el Algarve) y España (principalmente Andalucía, Valencia, Murcia y Ceuta)​aprovechando la migración de atunes Atlántico-Mediterráneo (y vuelta) que se utiliza desde tiempos prerromanos. Consiste en instalar un laberinto de redes en el paso de los atunes, que normalmente se sitúa cerca de la costa. 

En Sicilia el método se denomina tonnara, de tonno («atún»).