viernes, 4 de noviembre de 2011

¿ Quién fue Juan Fernández ?


Antonio Mancelli es autor del plano más antiguo de la villa de Madrid, así como de otro de la ciudad de Valencia de 1608. Fue  iluminador, pintor y mercader de libros en el Madrid de Cervantes.

Como vemos en plano de Antonio Mancelli de 1623 la Puerta de Alcalá, que existía en la cerca de Felipe II desde mediados del siglo XVI, está en una ubicación unos metros más al oeste que la actual que es obra de Carlos III en el siglo XVIII. La anterior ubicación era el comienzo de la actual calle de Alfonso XI. Esta calle es la que discurre tras el edificio de la Bolsa y la Plaza de la Lealtad y paralela a la de Alfonso XII en cuyo inicio se encuentra la actual puerta de Alcalá


Durante la pandemia de peste que ocurrió en Madrid en 1580 ya se hace mención de la Puerta como un punto de cierre a la población.



Vemos en este cuadro de Jusepe Leonardo de 1637  la ubicación de la Puerta de Alcalá junto a las dependencias de Palacio y Jardines del Buen Retiro. En el inicio de la actual calle de Alfonso XI. Tenemos de referencía el monasterio de los Jerónimos que se ve en el borde derecho del cuadro.


En 1636 se levanta esta puerta de un solo arco. Sufre muchas reformas, persistirá hasta 1770. Será la última puerta de Alcalá anterior a la que conocemos hoy. En la foto la vemos con tres arcos. La actual se levanta más al este, podemos tomar como referencia se su emplazamiento actual el monolito que podemos  ver en el borde superior de la foto.


Tras la construcción del palacio, la fachada del Real Sitio que era adyacente al camino de Alcalá quedó literalmente pegada a uno de los extremos de la puerta, mientras que el otro en el comienzo del prado de Recoletos había quedado prácticamente encajado en los muros del pósito establecido desde 1667 en los terrenos inmediatos.

 Hace referencia el nombre de la Puerta de Alcalá a la dirección hacia la localidad de Alcalá de Henares y del real camino de Aragón, Cataluña y Francia.

 En el plano de Texeira de 1656  aparece  la puerta de Alcalá  con una capilla adosada, conocida como los Hornos de Villanueva, y también había una pequeña casa donde vivían los encargados del Registro de la Puerta de Alcalá.


La casa  constaban de dos plantas y disponía de un mínimo de cuatro habitaciones, retrete", cocina, patio, jardines adornados con fuentes, aparte de otras dependencias que servían de bodega y cochera.

Respecto a los jardines, eran más frecuentes en las casas que estaban situadas a las afueras del casco urbano. Como ejemplo la de Juan Fernández.

Como dato que nos refuerza la posición economica de un regidor de la villa de Madrid tenemos que  Juan Fernández pago por su cama 317.560 maravedíes.

El complemento perfecto para estos muebles son los tapices, alfombras y cuadros y, según se desprende de la documentación, no fueron considerados meros accesorios, ya que las inversiones efectuadas en ellos superan, a veces, las realizadas el mobiliario.

En las colecciones de cuadros los retratos ocupan un lugar privilegiado como ocurre en la pinacoteca de Juan Fernández.

Los coches fueron elementos esenciales para demostrar la posición social. Los precios de los coches estaban en torno a los 15.000 maravedíes y la mayoría  eran de cuatro ruedas, tirados por dos caballos y guarnecidos de lienzo o forrados de balleta. La excepción, una vez más, la presenta Juan Fernández pues su carruaje fue tasado en 51.500 maravedíes.