lunes, 14 de febrero de 2011

Paredes de Sigüenza y Paredes de Cuenca

Cerca de Paredes de Sigüenza el castillo de Riba de Santiuste en un escarpado sobre el río Salado. Existió en su emplazamiento un castro celtibérico. Los musulmanes levantaron una atalaya defensiva para defender esta zona fronteriza con los reinos cristianos.

Paredes de Sigüenza está en la cuenca del río Gormellón, Salinero o Salado. El término Gormellón correspondía al río llamado Salado en la actualidad.

El río Salado nace en Paredes de Sigüenza, discurriendo posteriormente por los términos de Valdelcubo, Riba de Santiuste, Imón, Santamera, El Atance y Huérmeces, desembocando en el río Henares. Recorre 44 kilómetros.

Recibe su nombre porque atraviesa materiales muy solubles que hacen que el agua se cargue de cloruro de sodio. El río Salado nace cerca de Paredes, al paso por Valdelcubo se le une el río Berral, y desde Sienes el río Buitrón, continua por Riba de Santiuste hacia las Salinas de Imón, pasando por La Barbolla, donde se junta el río de la laguna, continuando a las salinas de Gormellon uniéndose el río Cercadillo, hacia Santamera donde dicho río ha labrado una de las hoces más bellas de la comarca, desde aquí el río Salado forma el embalse del Atance hasta la presa de Huérmeces, donde continua el curso hasta el pueblo de Baides donde se une al río Henares que ira hacia Guadalajara y Alcalá de Henares, para unirse al río Jarama.

Era Paredes de Sigüenza una de las 131 aldeas del territorio de la Comunidad de Villa y Tierra de Atienza. Atienza fue uno de los diez arciprestrazgos de
la diócesis de Sigüenza.


Paredes de Cuenca
se encuentra entre la localidad de Huelves y la de Alcazar del Rey camino hacia la ciudad de Cuenca.