viernes, 11 de febrero de 2011

Marquesado de Valdefuentes. Cáceres.


Título nobiliario extremeño concedido por Felipe III en 1616 a Álvaro de Sande y Enríquez, caballero de Alcántara y señor de Valdefuentes. El Matrimonio de su hija Ana de Sande, II marquesa de Valdefuentes, con Alfonso de Lancaster, capitán general de las Galeras de Portugal y I duque de Abrantes desde 1642, puso a este título a cabeza de la nobleza terrateniente en Extremadura cuyo patrimonio se fue incrementando merced a una política matrimonial endogámica.


En el mismo siglo XVII se emparentó con el poderoso linaje cacereño de los Carvajal, condes de la Quinta de Enrajada.


Su importancia social se acrecentó con la Grandeza de España.


Bajo el Antiguo Régimen sus propiedades en Extremadura se localizaban en el extenso término de Cáceres, donde controlaban numerosas dehesas. Al tratarse de propiedad plena, al margen del régimen señorial, la Reforma Agraria no afectó a la estructura del caudal familiar en la región sino que muy al contrario, le permitió una extraordinaria expansión.


El mayor esplendor territorial se alcanzó en Extremadura con Ángel María de Carvajal y Téllez-Girón, IX duque de Abrantes (1815-1890), hombre vinculado al mundo de las grandes operaciones financieras de la época. A los bienes heredados de sus antepasados unió los muchos que el adquirió, entre los que figuraban algunas de las mayores dehesas de Cáceres, como la antigua Encomienda de Benavente y otras importantes fincas en esta provincia y alguna en la de Badajoz. De esta manera, el duque de Abrantes era dueño en los comienzos de la Restauración de una de las principales fortunas territoriales de España (la octava) y de Extremadura (la sexta). A su muerte, el patrimonio rústico, que ya había comenzado a desmembrarse, fue distribuido entre sus tres hijos: marqués de Valdefuentes, José Manuel de Zuleta y Alejandro, conde de Jiménez de Molina y condesa de la Quinta de la Enrajada, que en pocos años se desprendieron de la mayor parte de las tierras.


Mariana de Padilla y Mendoza, señora de las baronías de Pinós y Beas, Toledo, de la Casa de los marqueses de Priego casa conÁlvaro de Sande Enríquez, I marqués de Valdefuentes (por mutación del de Piovera en 1616. Gentilhombre de boca de Felipe III, hijo de Rodrigo de Sande y Guzmán, II marqués de Piovera en Italia, y de Inés Enríquez, señora de Villalba en Salamanca. Padres de :
Ana de Sande Padilla y Bobadilla, II marquesa de Valdefuentes, II condesa de Mejorada, señora de las villas de Pinós, Beas y Valhonda, y de la mitad de Novés y Mascaraque, dama de las reinas Margarita e Isabel de Borbón, Casa en 1627 con Alfonso de Lancaster I marques de Porto Seguro en Portugal, I duque de Abrantes en 1642, Grande de España, I marqués de Sardoal, gentilhombre de cámara de Felipe IV, de sus Consejos de Guerra y Estado, Justicia mayor de Portugal, siguió el partido de España en la sublevación portuguesa de 1640. Muere en 1654. Con sucesión los duques de Abrantes.

II duque: Agustín de Láncaster y Padilla II marqués de Puerto Seguro (este título lo heredó su hijo Alfonso de Láncaster y Noroña). Casó con Juana de Noroña, hija del I duque de Linares. Sucedió su hijo, III duque Fernando de Láncaster y Noroña. Casa con Leonor de Silva. Sin descendientes. Sucede su hermana, IV duquesa María Josefa de Láncaster y Noroña.Casa con Bernardino de Carvajal II conde de Enjarada. Sucede su hijo, V duque Juan Antonio de Carvajal y Láncaster. Casa con Francisca de Paula de Zúñiga y Fernández de Córdoba. Sucedió su hijo, VI duque Manuel Bernardino de Carvajal y Zúñiga (1739-1783), V duque de Linares, V marqués de Sardoal, V marqués de Puerto Seguro, V conde de Aguilar de Inestrillas, X conde de Villalba, marqués de Navamorcuende, VI marqués de Valdefuentes, V conde de la Quinta de la Enjarada, conde de la Mejorada y XII marqués de Aguilafuente. Casa con María Micaela Gonzaga y Caracciolo, hija de Francesco Gonzaga, I duque de Solferino. Sucedió su hijo, VII duque Ángel María de Carvajal y Gonzaga (1771-1793), VI duque de Linares. Casa con Vicenta Fernández de Córdoba y Pimentel, hija de Pedro de Alcántara Fernández de Córdoba, XII duque de Medina-Sidonia. Sucedió su hijo, VIII duque:Ángel María de Carvajal y Fernández de Córdoba y Gonzaga(1793-1839), VIII duque de Linares. Casa con Manuela Téllez Girón y Pimentel. Sucedesu hijo, IX duque Ángel María de Carvajal y Téllez-Girón, IX duque de Linares. Casa primero con María Josefa Fernández de Córdoba. Después con Josefa Jimena de Molina. Del primer matrimonio fue su sucesor su hijo, X duque Ángel Luis de Carvajal y Fernández de Córdoba y Téllez-Girón, X duque de Linares, X marqués de Sardoal. Casa con Petra de Alcántara Gutiérrez de la Concha y Tovar Irigoyen y Peguera, II marquesa del Duero, VIII marquesa de Revilla, X marquesa de los Aguilares, VIII condesa de Castro de Tores, XI condesa de Lences, VIII condesa de la Cancelada. Sucede su hijo, XI duque Manuel Bernardino de Carvajal y Gutiérrez de la Concha, Fernández de Córdoba y Tovar (1868-1902), XI duque de Linares, XI marqués de Sardoal, III marqués del Duero. Casa con, María del Carmen del Alcázar y Roca de Togores. Sucedió su hija, XII duquesa Carmen de Carvajal y del Alcázar, XII duquesa de Linares, XII marquesa de Sardoal, IV marquesa del Duero. Casa con Francisco de Borja de Zuleta y Queipo de Llano. Sucede su hijo, XIII duque Diego de Zuleta y Carvajal, XIII duque de Linares. Le sucedió su hermano, XIV duque José Manuel Zuleta y Carvajal, XIV duque de Linares, XIII marqués de Sardoal, V marqués del Duero y conde de Lences, conde de la Cancelada y conde de Belalcázar. Casa con Virginia Alejandro García. Sucede su hijo, XV y actual duque, José Manuel Zuleta y Alejandro, nacido en 1960, XIV marqués de Sardoal, VI marqués del Duero, conde de Belalcázar. Está casado con Ana Pérez de Guzmán y Lizasoain.

Noroña, condes y duques de Linares.


El ducado de Linares, Jaen, fue creado por Carlos II el 28 de septiembre de 1667, a favor de Miguel de Noroña, por elevación del Condado de Linares que ya había sido creado en 1643 por Felipe IV, para la misma persona.

Al permanecer fiel, Miguel de Noroña, a Felipe IV, que dejó de ser rey de Portugal en 1640, éste le otorgó como título de Castilla el título de conde de Linares en 1643. Este Condado de Linares fue, por tanto, al ser de nueva creación en Castilla, independiente del condado de Linares portugués. El título de conde de Linares, creado por Felipe IV, en 1643, dejó de existir como título del reino en 1667, al ser elevado a la dignidad de ducado de Linares.

José Antonio de Noroña, II duque de Linares. Le sucedió el hijo de su hermana Juana de Noroña y de su esposo Agustín de Láncaster y Padilla, II duque de Abrantes, II marqués de Puerto-Seguro, su sobrino:

Fernando de Lancaster y Noroña, III duque de Linares, III Duque de Abrantes. Sin descendientes. Le sucedió,

Juan de Carvajal y Láncaster, IV duque de Linares. Casó con Francisca de Paula de Zúñiga y Fernández de Córdoba. Le sucedió su hijo,

Manuel Bernardino de Carvajal y Zúñiga ( 1739-1783 ), V duque de Linares, VI duque de Abrantes, V marqués de Sardoal, V marqués de Puerto-Seguro, XIII marqués de Aguilafuente, marqués de Navamorcuende, VI marqués de Valdefuentes, V conde de Aguilar de Inestrillas, VIII conde de Villalba, V conde de la Quinta de la Enjarada y conde de Mejorada. Casó con María Micaela Gonzaga y Caracciola, hija de Francesco Gonzaga, I duque de Solferino. Le sucedió su hijo,

Angel María de Carvajal y Gonzaga (1771-1793 ), VI duque de Linares, VII duque de Abrantes, VI marqués de Sardoal. Casó con Vicenta Fernández de Córdoba y Pimentel, hija de Pedro Álcantara Fernández de Córdoba XII duque de Medina-Sidonia. Le sucedió su hijo,

Manuel de Carvajal, VII duque de Linares, VII marqués de Sardoal. Le sucedió,

Angel María de Carvajal y Fernández de Córdoba y Gonzaga ( 1793-1839 ), VIII duque de Linares , VIII duque de Abrantes, VIII marqués de Sardoal. Casó con Manuela Téllez-Girón y Pimentel. Le sucedió su hijo,

Angel José de Carvajal y Téllez-Girón, IX duque e Linares, IX duque de Abrantes, IX marqués de Sardoal. Casó con María Josefa Fernández de Córdoba, y en segundas núpcias con Josefa Jimenez de Molina. Le sucedió, de su primer matrimonio, su hijo,

Ángel Luis María de Carvajal y Fernández de Córdoba y Téllez-Girón, X duque de Linares, X duque de Abrantes, X marqués de Sardoal. Casó con Petra de Alcántara Gutiérez de la Concha y Tovar Irigoyen y Peguera, II marquesa del Duero, VIII marquesa de Revilla, X marquesa de Aguilares, VIII marquesa de Castro de Torres, XI condesa de Lences y XI condesa de Cancelada. Le sucedió su hijo,

Manuel Bernardino de Carvajal y Gutiérrez de la Concha,( 1868-1902), XI duque de Linares, XI duque de Abrantes, XI marqués de Sardoal, III marqués del Duero. Casó con maría del Carmen del Alcázar y Roca de Togores. Le sucedió su hija,

María del Carmen de Carvajal y del Alcazar, XII duquesa de Linares, XII duquesa de Abrantes, XII marquesa de Sardoal, IV marquesa del Duero. Casó con Francisco de Borja de Zuleta y Queipo de Llano conde de Belalcázar. Le sucedió su hijo,

Diego Zuleta y Carvajal, XIII duque de Linares, XIII duque de Abrantes. Le sucedió su hermano,

José Manuel Zuleta y Carvajal, XIV duque de Linares, XIV duque de Abrantes, XIII marqués de Sardoal, V marqués del Duero, conde de Lences, conde de Cancelada, conde de Belalcázar. Casó con Virginia Alejandro García. Le sucedió,

Álvaro Zuleta de Reales y Carvajal, XV duque de Linares. Casó con Martina Ansaldo y Martínez de Campos. Le sucedió su hijo,

Álvaro Zuleta de Reales y Ansaldo (n. 1969), XVI duque de Linares. Actual titular desde 1999.

Abrantes.




Hay unos marqueses de Linares.