martes, 8 de febrero de 2011

Los Castillos de Saelices. Cuenca


Al norte de Saelices está la Sierra de Saelices, con su llamado Pinguruzo. El cerro llamado La Clave hace de límite con Rozalén del Monte y Uclés. Hacia el norte encontramos el Cerro de San Agustín, el Chozo Gasparín y el Puerto. A su derecha las Viñas Viejas y la Cañá Pita, la Peña o piedra de la Mala Mujer.
Al sur está el Cerro de Gutiérrez, los Vallejos, la Casa de la Corona y las ruinas de Segóbriga. En lo alto de Segóbriga está la ermita de la Santísima Virgen de los Remedios, Ermita de San Bartolomé. Tras las ruinas el templo de la diosa Diana, en los Montes del Luján, bañados por el río Cigüela.
A unos cuatro kilómetros del pueblo, nos encontramos con el manantial de Fuencaliente, a orillas del Gigüela. Son unos baños antiguos de limitada aceptación en todo el tiempo y cada día que pasa más olvidados. Brotan sus aguas por un manantial, aflorado en 300 litros por minuto, sobre las calizas rojas, a la temperatura de 19 grados. Son aguas incoloras, inodoras, de sabor estíptico o astringente, burbujosas y recomendadas en las enfermedades de reuma y parálisis. No hay establecimiento para hospedería, y sí solo una casa de guarda donde se albergan los concurrentes. Desde Fuencaliente, subiendo la cuenca del Gigüela, nos encontramos con un sitio llamado La Garita,que es una zona de piedra caliza que se distingue por su paisaje Kárstico, con un cortado de piedra de unos 25-30 metros de altura y unas hoces por las que circula el río Gigüela. ........estas aguas ferruginosas contienen alguna cantidad de magnesia y se aplican con buen éxito a los dolores de reuma......Pascual Madoz.
Al este encontramos el Pozo de las Zarzas, la Loma del Yuncarazo y Gascones, límite con el pueblo de Montalbo.

Al oeste, el Pocete, el cerro llamado Cabeza Gorda y el Camino a Horcajo de Santi ago. Discurre por aquí una vereda para el tránsito del ganado trashumante que bajaba de Teruel hacia Andalucía y Extremadura.

Al sudoeste, uno de los parajes más importantes la Finca del Castillejo, en la que se encuentra el palacio de la infanta Paz de Borbón.
Casa de La Corona
Se nos parece como una casa fuerte, un Castillejo, en el paraje conocido como La Corona a la altura del kilómetro 70 de la carretera que desde Saelices nos lleva a la ciudad celtíbero romana de Segobriga y a Villamayor de Santiago, poco después de pasar el desvío a Villarejo de Fuentes. No se han hallado restos de habitación en superficie.
Desde la Autovía del Este podemos acceder a la Casa de La Corona tomando a la altura del kilómetro 104 el desvío hacia. La Casa de La Corona está frente al acceso a Segobriga. Si desde Segobriga nos dirigimos hacia el este nos encontramos con el conocido como Castillo de Saelices.
Si seguimos hacia el sur unos cinco kilómetros por la carretera a Villamayor de Santiago y en el cruce con la de Puebla de Almenara nos encontramos con las Casas de Luján.
Las Casas de Luján las podemos ver junto al cruce de ambas carreteras y junto al cauce del río Ciguela que baja desde el enclave celtíbero romano de Segobriga. A un escaso medio kilómetro antes de llegar a la Casa de Luján podemos ver restos de casas y dependencias de lo que fue el conjunto conocido como las Casas de Luján de las que formaba parte la ahora destinada a hospedería y casa rural. Son los parajes de tierra y monte conocidos como Casa Lujan.
Casas de Luján.
Las Casas de Luján están en el kilómetro 65 de la CM-310 que partiendo de Saelices lleva al yacimiento arqueológico de Segobriga. Se encuentra Segobriga cinco kilómetros antes de llegar a las Casas de Luján.
Podemos ver las Casas de Luján junto al cruce de las carreteras que nos llevan a Villamayor de Santiago y a Puebla de Almenara y junto al cauce del río Ciguela que baja desde el enclave celtíbero romano de Segobriga. A un escaso medio kilómetro antes de llegar a las Casas de Luján encontramos restos de casas y dependencias de lo que fue el conjunto conocido como las Casas de Luján de las que formaba parte la Casa ahora destinada a hospedería y casa rural. Son los parajes de tierra y monte conocidos como Casa Lujan.
Las Casas de Luján son un conjunto de casas de labranza del siglo XVI que el XVIII pertenecieron a la reina Isabel II. Podemos ver en la fachada de la Casa destinada a hospedería y casa rural un escudo con la cruz de Santiago.
También en tierras del término municipal de Saelices se encuentra el palacio Villa Paz. Es ahora el Palacio Villa Paz una explotación agrícola que fue construido hacía 1898 por la infanta Paz de Borbón, hija de Isabel II. Podemos llegar al Palacio Villa Paz tomando una carretera que sale desde Villas Viejas y por la que también podemos llegar a la ciudad celtíbero romana de Segobriga.
Nos encontramos en tierras que rodeaban otra ciudad celtíbero romana la de Fosos o Cuartos
de Bayona. Estaba esta ciudad romana a unos 2 kilómetros de Villas Viejas.
Su emplazamiento se situaba junto al río Cigüela que por estos parajes recoge
diferentes cursos de agua que dejan entre ellos tierras a las que llaman islas como
es la denominada de Bayona o la de los Potros.
Las llamadas Casas del Rodeo y el paraje de La Plaza, a uno y otro lado del cauce del
Cigüela, nos sirven de referencia para situar el emplazamiento que tuvo Fosos de Bayona.
Una calzada comunicaba la costa mediterránea con las ciudad romanas conquenses Valeria,
Fosos de Bayona, Segobriga y ya junto a Guadalajara Ercáciva.
El trazado de de esta calzada fue aprovechada para el desplazamiento de los ganados mesteños.
Así eran estaban estas tierras de Saelices recorridas por un ramal de la
Cañada Mesteña Conquense. La actividad ganadera era el principal recuso económico de
los pueblos celtíberos que desde sus poblados enclavados en altos vigilaban sus ganados.
Fueron dos poblados celtíberos el asentamiento original de las ciudades romanas de
Saelices y Villas Viejas.
Castillo de Luján.
Si desde la Casa de La Corona y el enclave de Segobriga nos dirigimos hacia el este nos encontramos con el paraje conocido como el Castillejo. Está situado junto a la Autovía del Este a la altura del kilómetro 105.
Al sur de este paraje un nuevo paraje conocido como el Castillejo. Está en tierras de este paraje el conocido en Saelices como el Castillo de Saelices; como nos informó un vecino, e igualmente llamado Castillejo o Castillo de Luján. Está el Castillo de Luján separado apenas por dos kilómetros en línea recta del enclave de Segobriga, situado al oeste del Castillo.
Era el Castillo de Luján, en su origen una Casa Fuerte, el centro del asentamiento de Castillejo. Es por ello que hablamos ahora de un despoblado de Saelices. El núcleo poblacional de Castillejo estaba formado por las casas de los ocupados en las actividades agrícolas y ganaderas que se desarrollaban en sus tierras. A unos 40 kilómetros de Castillejo podemos visitar el actual pueblo de Paredes. Fue la rica heredad de Paredes en su origen una casa fuerte y coto redondo del alfoz de la tierra de Huete. Importante posesión como el asentamiento de Castillejo de los Carrillo y luego de sus descendientes los Carrillo de Albornoz que emparentan con los Vázquez de Acuña.
A unos dos kilómetros al noreste del Castillo de Luján se sitúa otro enclave celtibero romano la ciudad de Fosos de Bayona. Nos encontramos en tierras que rodeaban otra ciudad celtíbero romana la de Fosos o Cuartos de Bayona. Estaba esta ciudad romana a unos 2 kilómetros de Villas Viejas. Su emplazamiento se situaba junto al río Cigüela que por estos parajes recoge diferentes cursos de agua que dejan entre ellos tierras a las que llaman islas como es la denominada de Bayona o la de los Potros. Las llamadas Casas del Rodeo y el paraje de La Plaza, a uno y otro lado del cauce del Cigüela, nos sirven de referencia para situar la ciudad de Fosos de Bayona. Pasaba cerca de Fosos de Bayona y Segobriga la calzada romana que unía la costa levantina con también ciudad celtibero romana de Ercáciva ya junto a Guadalajara. El trazado de de esta calzada fue aprovechada para el desplazamiento de los ganados mesteños. Un ramal de la Cañada Mesteña Conquense recorría las actuales tierras de Saelices. La actividad ganadera era el principal recuso económico de los pueblos celtíberos que desde sus poblados enclavados en altos vigilaban sus ganados. Fueron dos poblados celtíberos el asentamiento original de las ciudades romanas de Saelices y Villas Viejas. Recuerdos de la actividad ganadera que se desarrollaban en las tierras de Castillejo son la Tinada de la Peña y el paraje conocido como Corral de Santiago.
El Castillo de Luján se levanta sobre una loma que domina el río Gigüela, entre Saelices y Villas
Viejas. Está el Castillo a unos 5 kilómetros del lado derecho de la Autovía del Este en
dirección Valencia. A unos10 kilómetros al noreste de las Casas de Lujan. 

Este Castillo junto con el de Torrebuceit en Villar de Águila son dos
enclaves prácticamente desconocidos, como otros muchos, en las tierras de Cuenca.
Torrebuceit en manos particulares ha sido restaurado.
Podemos pedir lo mismo a los dueños del Castillo de Lujan.
También en estado de ruina está la Casa de La Corona que
podemos ver en un precioso paraje muy cerca de Saelices.

El Castillo de Luján esta localizado geográficamente en el término de Saelices- no lejos de las ciudades romanas de Segobriga por el oeste y la de Fosos de Bayona por el este-. Junto al Castillo dos caminos, el camino que viene desde Villas Viejas y el que nos permite acceder hasta aquí desde Saelices.
Se encuentran las ruinas del Castillo de Luján rodeadas de prados y montes lo que da una idea de los recursos que hicieron de Castillejo un propiedad importante para los Carrillo en tierras que contaban con las aportaciones de agua del río Cigüela.
La construcción del Castillo de Luján es posterior al año 1550 cuando ya estaba la Casa Fuerte de Castillejo en manos de sus nuevos dueños tras su venta por Felipe II a sus nuevos tras ser comprado por sus abuelos los RR.CC a los Acuña. En 1571, la Corona lo intercambia por el pozo salinero de Gormellón situado entre Atienza y Sigüenza a Gaspar Ramírez de Vargas- regidor de Madrid- que desde este mismo año es en las tierras de Cuenca dueño igualmente de Acebrón, y Villarrubio, antes de la orden de Santiago, y de Solera de Gabaldón pasando estos señoríos a sus herederos por Mayorazgo. De estilo renacentista y plateresco. Es uno de los edificios más interesantes y peculiares de Castilla al combinar elementos defensivos con otros nada militares como son el pequeño espesor de los muros o sus troneras decorativas. Estas características constructivas ponen de manifiesto que más que finalidad defensiva su construcción, posiblemente sobre una posible casa fuerte y pequeña fortaleza anterior, responde más a unos usos residenciales por parte de sus propietarios. El Castillo era de planta pentagonal alargada con foso rodeando la fortaleza salvo en el lado oeste. Sus muros eran de sillería con seis torreones y unas torrecillas que flanqueaban la puerta existente en el muro norte. De propiedad particular su estado es de ruina progresiva.



Es el despoblado de Castillejo homónimo de otros en tierras de Carrascosa del Campo, Alcázar del Rey y Valparaíso de Abajo. Recuerdan los parajes denominados actualmente Castillejo los asentamientos que se formaron en torno a un pequeña enclave defensivo. Estos enclaves dominaban desde posiciones en altura vías estratégicas de comunicación como fueron los caminos prerromanos, las calzadas y luego las cañadas trashumantes. El lugar y casa fuerte de Castillejo se localiza junto al río Cigüela y al camino de las Pilillas en un paraje de su mismo nombre. El camino de las Pilillas viene desde Villas Viejas, pasa por la actual explotación agrícola Villa Paz y nos lleva al Castillo. Recuerdo del poblamiento en estas tierras es igualmente el paraje de Los Villares junto al de Castillejo. Como ocurre con la denominación Castillejo para un paraje la denominación Villares igualmente hace referencia a recuerdos de un anterior asentamiento poblacional.

En la cartografía del SIGPAC se aprecian perfectamente las ruinas de lo que fue la casa fuerte de Castillejo, el llamado Castillo de Lujan, junto al río Cigüela en el paraje denominado el Batán en tierras de la fuente de La Higuera. En esta cartografía podemos ver una estructura cuadrada con cuatro cubos de muralla y cabecera con dos cubos en terrenos donde aun se conservan la dehesa y el bosque que fueron la base de su importancia económica. Junto a ellos en el cauce del Cigüela el molino de Medina. Era el molino un elemento más de la rica propiedad de Castillejo. Se presenta así esta propiedad como un asentamiento prácticamente autosuficiente.






Las imágenes del SIGPAC confirman como se describe Castillejo a mediados del siglo XVIII: “paraje con fortaleza, molino harinero, batan, dehesa-coto redondo- de bellota y hierba con todos sus aprovechamientos de leña, caza y agua”, y un siglo después “como un bosque de encinas con restos de fortaleza”. En la actualidad sus tierras las ocupa una explotación agrícola denominada Finca Castillejo. En sus inmediaciones se encuentra otra finca agrícola llamada Villa Paz. El centro de esta finca es el Palacio Villa Paz. Es este Palacio una amplia mansión de estilo manchego con cuatro naves de dos plantas de estructura cuadrangular, que conforman un patio central. La finca en la que se levantó tiene una extensión de unas 1.500 hectáreas. La sociedad Villa Paz es la propietaria del Palacio Villa Paz. Este Palacio fue construido por la infanta Paz de Borbón, hija de Isabel II hacia el año 1898. En 1947 fue adquirido por el torero Luís Miguel Dominguín, que hizo del palacio su residencia hasta que en 1970 fue vendido a una sociedad que es la actual propietaria y explota sus tierras. Construyo el Torero su plaza de toros, el Tentadero.
Se llega a la finca de Castillejo tomando la salida 104 de la Autovía de Levante dirección a Segobriga. Se accede a la finca Villa Paz desde Villas Viejas desde el kilómetro 111 de la citada autovía. Este acceso nos permite pasar por parajes que fueron de la ciudad romana de Fosos de Bayona a unos 2 kilómetros de Villas Viejas. Pero no encontraremos ninguna indicación del emplazamiento de Fosos de Bayona. Solo las casas llamadas del Rodeo nos pueden servir de referencia para localizar de modo aproximado esta ciudad romana desparecida ante el auge de Segobriga.
Se encuentran el Castillo de Luján y el Palacio Villa Paz cada uno a un lado del curso del Cigüela junto a las amplias curvas que forma el río en estos parajes. Podemos cruzar el Cigüela por la zona donde está el tentadero desde donde accedemos al Castillo de Luján. Es así el río Cigüela límite natural entre ambas fincas. Si hemos venido desde Villas Viejas, desde el Castillo de Luján podemos tomar el camino que llega aquí desde Saelices y pasa por Segobriga cerrando con la visita a Segobriga el recorrido de estas tierras de los términos municipales de Villas Viejas y Saelices.