domingo, 27 de febrero de 2011

Cebolla. Toledo




IGLESIA PARROQUIAL DE SAN CIPRIANO.

Esta iglesia está dedicada a San Cipriano y ubicada en la parte más alta de la villa de Cebolla. La iglesia está construida sobre los restos de un templo probablemente mozárabe. La fecha de inicio de esta iglesia fue a principios del Siglo XVII y se terminó en el año 1663.

Consta de 3 naves. Junto a ella había antiguamente un cementerio. Más tarde se construye la torre-campanario en cuya parte más alta se encuentra una imagen del Sagrado Corazón cubierto con una estructura metálica en forma de cono dispuesto sobre ocho columnas.




Palacio de los señores de Cebolla.

En la guerra de la Independencia los franceses destruyeron muchas calles y casas de la población, pudiéndose observar las ruinas durante muchos años después.



En la época romana existía una población denominada Los Merillos

El primer documento escrito en el que aparece la población, data de 1184, y se trata de un texto mozárabe en el que se relata la existencia de una alquería o conjunto de cortijos, en el sitio de Cebolla, que estaría formado por las alquerías de La Aldehuela, Villalba, Sanchón y Las Casas de Cebolla. En 1215 sería donada por Alfonso VIII al obispo de Plasencia.

En 1477 adquirió el título de Villa.

Antes de llegar a Cebolla, entre El Carpio y Cebolla, podemos ver el castillo de Villalba. Fue construido por los musulmanes, probablemente entre los siglos XI y XII, sobre los restos de una fortaleza romana erigida para controlar y defender el paso de la calzada romana que unía Toletum, Toledo, con Emerita Augusta, Mérida, por la orilla izquierda del río Tajo.

En la Edad Media pasó a formar parte de la Orden del Temple, dependiendo de Montalbán, y fue rehabilitado. Perteneció después a los López de Ayala, condes de Fuensalida, a los condes de Oropesa, a los duques de Frías y, por último, a los condes de Deleitosa, los actuales dueños del castillo. Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Leonor de Ayala, hermana de Pedro López de Ayala; canciller de Castilla, y de Aldonza de Ayala que casa con Pedro González de Mendoza, IX Señor de Mendoza. Leonor de Ayala muere en el año 1370 y su marido el II señor de Valdecorneja no lo hará hasta el año 1384; en el mes de septiembre en la ciudad de Lisboa.

Está enterrado en la capilla del cementerio del convento de Santo Domingo de Piedrahita, Ávila.

Leonor de Ayala debió ver con buenos ojos que su sobrina Elvira de Ayala; hija de su hermano Diego López de Ayala, señor de Cebolla en Toledo, case con el II señor de Oropesa que es sobrino de su marido.

El II señor de Oropesa casa con Elvira de Ayala, señora de Cebolla, que es sobrina de Leonor de Ayala casada con su tío el II señor de Valdecorneja. Su hijo, García, III señor de Oropesa, casa con Juana de Herrera y el hijo de este matrimonio y IV señor de Oropesa, Fernando Álvarez de Toledo casará en primeras nupcias con su prima tercera la hermana del I duque de Alba llamada María Álvarez de Toledo. El matrimonio del IV Señor de Oropesa con la hermana del I duque de Alba significa para los Oropesa un nuevo paso en su engrandecimiento ya que con ellos el Señorío se transforma en Condado. El I Conde de Oropesa viudo de Maria casa en segundas nupcias con Leonor de Zúñiga; hija del I Duque de Bejar y de su primera esposa Leonor Manrique de Lara siendo ésta por una pirueta de la genealogía sobrina nieta de Leonor de Ayala como sabemos la esposa del II Señor de Valdecorneja.

Temporalmente; nos encontramos en las primeras décadas del siglo XV, vemos como Oropesa parece que decide incluir en su ámbito territorial a la no muy lejana villa de Cebolla y para ello el II señor de Oropesa, Fernando Álvarez de Toledo, casa con la titular del señorío sobre esta villa que no es otra que Elvira López de Ayala. Aunque este matrimonio no va a significar en este momento la incorporación de Cebolla a Oropesa, sino que habrá que esperar algo más de un siglo para que esta incorporación sea definitiva. Pero con este matrimonio los Toledo enlazan familiarmente con el linaje de los señores de Ayala representados en la Corte por el Canciller Mayor de Castilla Pedro López de Ayala de quien es sobrina Elvira. A ello se añade que Aldonza de Ayala, tía de Elvira, es la esposa del IX señor de Mendoza y Almirante de Castilla Pedro González de Mendoza y que otra tía de Elvira ésta de nombre Leonor es la mujer de Fernando Álvarez de Toledo, II señor de Valdecorneja. Podemos decir que nos encontramos ante la primera de las complicadas relaciones de parentesco a la muerte de su hermano García, I señor de Valdecorneja, es Fernando quien recibe la titularidad de este Señorío como su II Señor. Por ello, Elvira es sobrina de Leonor y su marido es sobrino del marido de Leonor y el III Ssñor de Valdecorneja es por lo tanto primo hermano de Elvira. Las dos ramas de los Álvarez de Toledo, Oropesa y Valdecorneja, refuerzan así sus lazos de parentesco y el hijo de Elvira se convierte en primo segundo IV señor de Valdecorneja y ya I conde de Alba desde 1439 “Por Gracia” de Juan II. La genealogía ya empieza a depararnos curiosas relaciones familiares pero pensemos que siempre pueden ser superadas. Este es el caso si decimos que Elvira de Ayala es prima hermana de Diego Hurtado de Mendoza, X señor de Mendoza y padre del I marqués de Santillana.

Hereda el Señorío de Cebolla a la muerte de Elvira López de Ayala su hijo Juan Álvarez de Toledo, que muere sin descendencia por lo que pasa la titularidad a su hermano Diego López de Ayala. Una tataranieta de Diego, Beatriz de Monroy y Ayala al casar ya en la segunda mitad del siglo XVI con su primo en cuarto grado y IV Conde de Oropesa integra ahora si Cebolla en la Casa Condal de Oropesa aportando también Beatriz la titularidad del Condado de Deleitosa. El III Señor de Oropesa es por lo tanto hermano de Juan Álvarez de Toledo y de Diego López de Ayala; que adopta los apellidos del linaje materno.

Hay que reseñar como dato que completa el panorama de las relaciones familiares que se establecen a través de la boda del II Señor de Oropesa con Elvira de Ayala, Señora de Oropesa, que su nieto el ya I Conde de Oropesa es primo tercero de Guiomar de Meneses, hermana del II Conde Fuensalida y la mujer del poeta Jorge Manrique. Guiomar como hija del I Conde de Fuensalida es descendiente en tercer grado del Canciller de Castilla que como sabemos es Pedro López de Ayala al que ya conocemos como tío de Elvira de Ayala.