lunes, 14 de febrero de 2011

Casa de los Cañete en Cuenca.

En Cuenca los Hurtado de Mendoza tenían su palacio en el antiguo barrio de la judería, donde vivían las familias acomodadas, aunque también pasaron temporadas en otros lugares del señorío como Salmerón. Desde la plaza de la Picota, actual Plaza Mayor o Plaza de la Catedral hacia el oeste, ascendía una cuesta que llegaba hasta la Casa de la Moneda y el palacio gótico de los Mendoza, construido sobre las peñas de la hoz del Júcar.

La Casa estaba estaba flanqueada por torres angulares rematadas en chapiteles y su fachada principal tenía muchos balcones, aunque el inmueble presentaba un aspecto austero y cerrado, casi militar; los huecos eran escasos y la decoración nula.

El palacio de los Hurtado de Mendoza es descrito de la siguiente forma en el siglo XVII:

era famoso por estar en lo eminente de la ciudad, que parece atalaya della [...]. Desde este edificio corre vn passadizo, que le junta con otras casas de los mismos dueños, que llaman las Antiguas. Y por vn lado de la pared se ve subir vn golpe de agua mas de ocho estados de alto, y diuidirse en dos para dar agua a las fuentes de ambas casas. Y es cosa de marauillar, ver, que por vna parte, que sale a la calle, que llaman de la Correduria ay algunas casas pertenecientes a los mismos Marqueses, que tienen quatro, y cinco quartos, y en lo eminente dellas vn jardin con su fuente, como se dize de los muros de Babilonia.

Otra descripción de la casa de los marqueses de Cañete hacía referencia a su vecindad con el alcázar de la ciudad. La vivienda, de la que se veían tres arcos “que á ocho ó mas varas de elevación se ven colgados”, se situaba en el barrio de Santa María, destinado a los judíos. También se describe un aljibe de gran profundidad que había en su interior y que debió utilizarse en época del dominio musulmán de la ciudad como camino de evasión en situaciones de peligro, y a los cristianos para bajar a la Casa de la Moneda.

En la capilla del Espiritu Santo de la catedral de Cuenca está el panteón de los marqueses de Cañete, guardas mayores de la ciudad de Cuenca.