lunes, 17 de enero de 2011

Cosas y Gentes de Huete.

Los Agujeros de Carcunda y las cuevas de La Mudarra. También las Vidriosas de Carrascosilla y otras en pueblos cercanos, Torrejoncillo del Rey, son complejos mineros romanos de lapis specularis.

Segóbriga, Ercávica, Valeria, Egelasta (Iniesta), Urcesa (Uclés) y Opta (Huete).

Se localiza la Cueva de La Mudarra a unos 6 kilómetros al norte de de Huete. Las minas se sitúan al pie de un cerro yesífero de nombre “La Mudarra”, elevación común a Los términos de Huete y Puebla de Don Francisco. Los minados son citados p or primera vez en las Relaciones de Felipe II como campamento de un capitán llamado “Mudarra”, que alojó a sus huestes en su interior mientras sitiaba Huete y guerreaba contra López Vázquez de Acuña en tiempos de los Reyes Católicos. Desde entonces, las minas se mencionan en crónicas y artículos como “cuevas de la Mudarra” o “cueva del Mudarra”, sin aludir ni mencionar apenas su aprovechamiento pasado como minería romana del lapis specularis. Las conclusiones obtenidas en los trabajos de “La Mudarra”, sirvieron en su momento de base para el montaje en el Museo Provincial de Cuenca de una sala dedicada a la minería romana del lapis specularis. El complejo minero de “La Mudarra”, cuenta actualmente con la evidencia de cerca de una treintena de minados que se distribuyen al pie del cerro de forma grupal y continua, en una estrecha franja de unos cuatrocientos metros de largo por doscientos metros de ancho en sentido este-oeste.


En el 961 en Hisn Webde, el castillo de Huete, muere Calib Ben Hafsun, hijo de Calib Ben Hafsun que se habia rebelado contra la autoridad de Abderramán III.

Las milicias comunales participaron durante el reinado de Alfonso VII en la conquista de Huete, donde todavía existe el llamado barrio de Atienza por ser el asignado a los de esta villa y su tierra que allí se avecindaron, cultivando las parcelas de suelo que les tocó en el reparto.

Alfonso VIII hacia el año 1167 comienza la repoblación de la tierra de Huete. En tiempos de Alfonso VIII, se conoce escritura de 1167 por la que un don Juan arcediano de Huete, entonces de la iglesia de Toledo, donó la aldea de Córcoles al monasterio de Monsalud.


Desmentir que la voz Opta, luego Huete, no tiene su origen en la griega optao, que significa asar o tostar. Se puede leer el significado de Atalaya. Tampoco fue colonia de los griegos.

Huete de la voz hebrea Istonium. De la misma raíz que isch-tzon o hisch-ton, pronunciado viston o wiston, que significa varones de ganado menor, que debe traducirse como “habitación de ganaderos de ganado menor”

EL ESCRITOR FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645). Tuvo beneficios eclesiásticos en las tierras de Huete y Cuenca. Era capellán de una capellanía en la iglesia parroquial de la villa de Tarancón, y con beneficios en las iglesias parroquiales de Ontiveros, Cantineros, en las de las villas de Pareja y de Bonilla de Huete, en las parroquias de Santa María y Santiago de Huete .

Pascual MADOZ EN SU DICCIONARIO GEOGRÁFICO - ESTADÍSTICO - HISTÓRICO DE ESPAÑA Y SUS POSESIONES DE ULTRAMAR. Madrid, 1845. Dice que el despoblado de Lobinillas es del término municipal de Barajas de Melo. Fue antigua dehesa de los propios de la Ciudad. Fue vendida a don Fermín Caballero, nacido en Barajas de Melo, y a don Antonio Montenegro y Marentes bajo censo enfitéutico de 21.479 reales al año. Escritura de 1832. En 1861 se subasta la dehesa de pastos Villanueva de la Seca, en el término de Saceda Trasierra y también entonces de los propios de la Ciudad. Tasada en 162.880 reales. Parece que don Fermín era más dispuesto a estas compras que a hablar mejor de su tierra.


Don Juan MANUEl en su LIBRO DE LA CAZA hace numerosas menciones a la riqueza de caza que había en la tierra de Huete. Tuvo don Juan Manuel desde 1325 el castillo de Huete como prenda de cumplimiento de las capitulaciones de casamiento de su primo Alfonso XI con su hija Constanza. Antes, en 1314, enemistado con la reina doña María de Molina y su nieto Alfonso XI, menor, por no haberle concedido la jurisdicción de algunos territorios que tenía concertados ataca las tierras de Huete y sitia su castillo. Algaradas que se repetirían en 1327 cuando el monarca casó con doña María de Portugal, deshaciendo así el compromiso adquirido con su hija.

Desde principios del siglo XV está documentada la existencia en estas tierras de Huete de viñedos. En una escritura del 18 de septiembre de 1431 se recoge como Iñigo López de Zorita, vecino de Tinajas, vende a Lope Ortiz, vecino de Huete, unas casas e casares e viñas e parrales e olivares e árboles e eras para pan cocer e otras de pan llevar en la villa de Leganiel, por el precio de 4.135 maravedíes pagadas en doblas de oro contadas.

En el año 1508 fueron tapiadas las calles para recato de monjes y mujeres pues conducían a la putería vieja.

A la muerte de Felipe III se levantó tumulo funerario en Huete. El monarca había visitado la Ciudad el 29 de febrero de 1604. Estuvo hospedado en casa del licenciado don Alonso MÉNDEZ DE PARADA. Es de destacar en este monumento funerario su iconofrafía, una luna menguante sobre la cabeza de la reina viuda doña Margarita, un sol eclipsado sobre la de Felipe III, y resplandeciente sobre Felipe IV.

Recordemos que el platero FRANCISCO BECERRIL era natural de Cuenca, de la parroquía de la Santa Cruz. Parece que nacio antes de 1510. Tiene su obra presente en muchos pueblos de la Provincia y en iglesias de la ciudad de Cuenca. Ademas, en la ciudad de Cuenca muchas de las piezas de vellón de su ceca marcadas con cruz patriarcal que pertenecen al reinado de Felipe II pueden ser obra suya. Es el signo de Francisco Becerril, platero y ensayador de la ceca conquense desde 1521, o quizá de Pedro Román, su teniente de tesorero. Becerril falleció en 1572 y Román en 1576. La cruz patriarcal se encuentra en cuartos ochavos y blancas a nombre de los Reyes Católicos y en todas las piezas de vellón rico de Felipe II. Cristobal Becerril, su hijo, comenzó a ejercer su cargo de ensayador en la década de los 70 y su marca ya no figura en las piezas de vellón rico. Casa con María Alvarez. Enterrados en la iglesia de San Miguel. Francisco Becerril muere en 1573. Francisco Becerril, vecino de Cuenca, probó su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada en 1549.

Francisco Becerril firmó el 21 de noviembre de 1527 el contrato para hacer la custodia de la Catedral. Y en fecha que desconocemos pero que debió ser muy cercana a ésta, recibió el encargo de la custodia de Villaescusa de Haro. La primera la empezó el 25 de marzo de 1528

El concejo de Huete es uno de los que asistieron a Cortes celebradas en 1169, 1188 , 1197, 1302, 1379 y 1391. En las de 1391, en Madrid, fueron sus procuradores Pedro Ferrandez de Baraxas y Alfonso Rodriguez.


En la batalla de Huete, junto a Garcinarro, son los contrincantes el conde don Manrique de Lara, general de las tropas del Alfonso VIII, menor de edad, y don Fernando de Castro, que tenía en tenencia la fortaleza de Huete por el Rey hasta que cumpliera quince años, según ordenó su padre don Sancho.

En el Ayuntamiento el escudo de armas de la Ciudad y del monasterio de La Merced fueron labrado por Marcos Evangelio en 1737. En la ciudad son de destacar la torre del Reloj; la ermita de San Sebastián; el Pósito Real; el palacio episcopal; la casa de don
Marcos de Parada; la casa su pariente el conde de Garcinarro; la casa de los Chacones; la casa de los Amoraga; la casa de los Salcedo o de los linajes. Ahora el escudo de la ciudad, elimnado de la fachada del antiguo ayuntamiento, derruido hace algunos años, está en la plaza Fray Ambrosio Montesino rodeado de un jardin.


El monasterio franciscano de clarisas de la Misericordia se encontraba a extramuros de Huete. Fundado el año 1503 pertenecia a la Provincia de Cartagena. Fue su abadesa doña Catalina de Sandoval. Entre 1589 a 1593 profesaban en este monasterio doña Jerónima de Ribera, abadesa, doña María de Rivera y doña Violante de Rivera, discretas, doña Ana de Ribera, vicaria, María de Figueroa, Ana Hernández, Inés Méndez, Bautista de Sacedo, doña María de Ribera, María Gómez, Juana Ortiz, Catalina Suárez, doña Isabel de Arellano, doña Juana de Sandoval, doña María Pacheco, Jerónima de Horozco, María de Horozco, Mencía de Godoy, Catalina de Parada, Jerónima de Montalvo, María Evangelista, María Magdalena, María de la Asunción, Francisca de Horozco, Isabel de Consuegra, María de Tabita, María del Espíritu Santo y María de la Torre.

En Molina de Aragón, Guadalajara, Santa Clara. El año 1537 el noble caballero Juan Ruiz Malo dio comienzo a la fundación de este monasterio, inaugurado el año 1584 por religiosas procedentes del de Huete. En 1604 fueron nombradas dos religiosas del monasterio de Santa Clara de la ciudad de Huete, para que pasasen al recién construido de San José Alcázar en Alcázar de san Juan. una se llamaba doña María Pacheco, y pasó como Abadesa y otra doña Catalina Sandoval y Portocarrero que paso como Vicaria.


LOS RR.CC redujeron juros y otras mercedes
situados sobre rentas de Huete. Cantidades en maravedíes. A Álvaro de Alcocer que tenía 45.000, se le quitan 30.000. Su mujer era Teresa Díaz, hija del doctor Alonso Díaz de Montalvo. Andrés González Monterroso, caballero, tenía 20.000 de por vida, se le quitan 8.000. A los Judíos de Huete se les dejan los 3.000 que tenían y que se les dejan para pagar sus alcabalas. Martín de Montalvo que tenía 7.000 se les dejan de por vida. Era hijo de Alonso Díaz de Montalvo. Gómez de Morales tenía las tercias del sexmo del Campo y se les quitan. Miguel Sánchez de Huete tenía sobre Salamanca y Huete 2.170 y el yantar de Huete y se le quitan 1.000. Alejo Sandoval se le quitan los 30.000 que tenía en compensación por la perdida del oficio de Guarda Mayor, en litigio con Lope Vázquez de Acuña, duque de Huete durante algunos años, que luego recuperó. Estan situados sobre rentas de Huete y Ventosa, de donde era señor. Lope Vázquez de Acuña sobre las rentas de Huete, lugares de Jerez y Cuenca tenía 420.000 y se le quitan 345.000; 150.000 corresponden al valor de las tercias de Huete, y a 180 fanegas de pan situadas en Cuenca.

Recogemos esta descripción de Huete y su Tierra del año 1845.

“Huete. Ciudad situada á ocho leguas de Cuenca al pié del cerro del castillo y al lado de una vega que riega el rio Canda, tributario del rio mayor que toma el nombre de la ciudad. Atribúyese su fundacion á los celtiberos, quienes la llamaron Opta, voz griega que significa atalaya. Julio Cesar la ennobleció y ensanchó dándole su nombre, y se llamó Julia Opta. En la dominacion de los agarenos se cambió en Hueta, interpretado Luna. Conquistóla de moros el rey don Alfonso VI de castilla y don Juan II la hizo ciudad. Enrique IV hizo merced de ella á Lope Vazquez de Acuña, y los reyes católicos la incorporaron á la corona. Estuvo antes cercada de fuertes muros, de los cuales se ven todavía algunos torreones ó cubos maltratados, y defendiala un castillo inexpugnable, donde se cree estuvo preso hasta su muerte don Sancho Díaz, conde de Saldaña. En esta ciudad vivió el célebre jurisconsulto Díaz Montalvo, autor del Ordenamiento Real. Hay buenos edificios, entre los que deben citarse las casas consistoriales, el palacio del obispo de Cuenca y muchos conventos, que encerraban entre sus preciosidades artísticas varios cuadros originales de Pablo Mathei y otros célebres pintores. Consta de 635 vecinos y 2.520 habitantes. Corresponde á la diócesis de Cuenca y al partido judicial de su nombre que es de ascenso, y comprende los 35 pueblos de Alcázar del Rey, Bonilla, Buendía, Caracena, Caracenilla, Carrascosa del Campo, Carrascosilla, Castillejo del Romeral, Garcinarro, Horcajada, Huete, Javalera, Langa, Loranca del Campo, Mazarulleque, Moncalvillo, Naharros, Olmedilla del Campo, Palomares del Campo, Peraleja, Pineda, Portalrubio, Saceda del Rio, Saceda Trasierra, Saelices, Tinajas, Torrejoncillo del Rey, Valdemoro del Rey, Valparaíso de Abajo, Valparaíso de Arriba, Vellisca, Verdelpino de Huete, Villalva del Rey, Villanueva de Guadamejúz y Villar del Águila. Hay administraciones subalternas de rentas, loterías y correos, dependiente esta última de la de Tarancón, ocho parroquias, dos conventos de monjas, un palacio episcopal y hubo tres conventos de frailes. En la quinta de 1844 entraron en suerte 112 jóvenes de 18 a 24 años. Pagó por toda contribución 57.826 rs., y cosecha al año comun 14.500 fanegas de granos y legumbres y 6.000 arrobas de vino, que con los frutos menores importan 631.400 rs. Su industria consiste en la agricultura y algunos telares para lienzos y tegidos de lana ordinarios”. Varias localidades de su antiguo corregimiento y que se citan ya estaban fuera de su partido judicial creado en 1834.

Fray Alonso de JESÚS MARÍA COELLO DE RIVERA. Fue Carmelita descalzo que alcanzó el generalato de la Orden. Funda convento de la Orden en Bolarque. Hermano de Isabel de San José. Parece que nace en el año 1562 en Villarejo de la Peñuela. Hijo de don Alonso Coello, optense, hermano de Fernando de Ribera, señor de Villarejo de La Peñuela- que muere aquí en el año 1580 y fue entrerrado en la iglesia de Villarejo-, de Valmelero y Cabrejas, y de doña Juana de Guzmán Hinestrosa, fundadora del convento carmelita de Huete con su hija doña Isabel de Ribera y Sandoval e Hinestrosa, nacida en Monclavillo, y hermana de Fray Alonso. Hermano de Alonso de Coello y del señor de Villarejo de la Peñuela es Esteban de Ribera, provincial de los dominicos, y Violante y maría que fueron monjas clarisas en Huete. Hijo natural de Fernando de Ribera fue otro Alonso de Ribera, canonigo de Cuenca y arcediano de Alarcón.

Sobrino de Alonso es el I conde consorte de La Ventosa en 1618. Bautizado en Villarejo de la Peñuela en 1572. Guarda mayor perpetuo de la ciudad de Huete.

A un cuarto nieto de Alonso de Coello vendrá el Señorío al acabar sin descedencia la rama principal. Ahora en los duques del Infantado, que tuvieron casa en la ciudad de Cuenca.

En la llamada Anteplaza de la ciudad de Cuenca y antes de pasar a la Plaza Mayor bajo los arcos sobre los que se encuentra el Ayuntamiento está el convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa y que su titular fue San José. La primera fundación tuvo lugar en Huete, en 1588. Decididas a ampliar su comunidad, las hermanas se trasladaron a Cuenca en 1603. Fue la fundadora la Madre Isabel de San José, hija de don Alonso de Ribera Coello y Sandoval, y de su mujer doña Juana de Hinestrosa y Guzmán, de la de los señores de Villarejo de la Peñuela. El convento de Huete recibió a las primeras religiosas el 6 de agosto de 1588. Esto es, el mismo día en que tomó los hábitos doña Isabel. Diez años después, ya era priora. En el año 1603 pasó a Cuenca, con todas sus religiosas, a la nueva fundación, donde murió en 26 de enero del año de 1648. Las religiosas pudieron acometer la fundación de esta nueva casa apoyadas por algunos devotos que contribuyeron con limosnas.

En el servicio de millones que las Cortes de Castilla ofrecieron en 1589 a Felipe II para la jornada de Inglaterra correspondieron al partido de Huete, uno de los dos de la provincia de Cuenca, 1.377.200 maravedís, de los que 93.600 fueron por su nobleza, 28.800 por la de la Ciudad y 72.800 por la de sus pueblos, y 14.387 por el clero, 3.196 por el de la Ciudad y 11.191 por el de los pueblos.

Hay noticias de una mina de plata en los años 1567 y 1571. También en Montalvo.

Conocemos que en el año 1599 los bienes propios de la Ciudad eran la dehesa de Lovinillas, lindante con las villas de Belinchón, Barajas, Leganiel, Huelves, Extremera y el río Tajo. Dehesa de Villa Vieja, lindante con los términos de Palomares, El Hito, Montalvo, Carrascosa, Castillejo, Rozalén, y el río “Xíguela que pasa por ella”. Su molino de tres ruedas en el río. Dehesa de Las Pozas, que tiene por aledaños las villas de Córcoles, Sacedón, Poyos, Cañaveruelas, Santaver y el río Guadiela. La mitad del cuarto de los diezmos de Villa Vieja. Casas principales en la Plaza, “done vive la Justicia”, lindantes con la iglesia de San Nicolás de Almazán y con las carnicerías públicas. Casas en la puerta de Almazán, junto a otras en los portales de la Plaza, lindantes con las de Martín Alonso de Valdecañas, la calle que va a San Pedro, y la dicha plaza. Otras en medio de ellas, que llaman el mirador de los toros. Dos partes de la almotacenía. Monte tajado de Villanueva la “Sera”, lindante con Vellisca y con el monte llamado de los Calahorranos, lindante con los términos de Barajas, Paredes y Barajas de Suso. Término de Barajas Suso, lindante con Saceda Trasierra y la dehesa de Paredes. Monte de San Román, lindante con Salmerón y Villaescusa. Las penas de monte que se tienen por ordenanza. Sigue relación de cargas, propiedades de vecinos que se obligan, poderes del Concejo y remates.

El despoblado de Lobinillas, del término municipal de Barajas de Melo y antigua dehesa de los propios de la Ciudad fue vendida a don Fermín Caballero y a don Antonio Montenegro y Marente en 1833.
El jueves 8 de agosto de 1861 en Venta de Bienes Nacionales se anuncia la subasta de la dehesa de pastos Villanueva de la Seca, en término de Saceda Trasierra y también entonces de los propios de la Ciudad. Tasada en 162.880 reales.

Sobre la Ciudad en 1752, “Huete, entre Guadalaxara al Norueste, y Cuenca al Sudeste, á la parte Septentrional, y cerca de la Sierra de Valvanera: se llamó Opta, que en Griego es Atalaya. Julio Cesar la llamó Opta, y de aí se corrompió en Huete. Está en un llano amenisimo, con sus Muros, y un Castillo, llamado Luna. Riegala el Rio Cauda: tiene seiscientos Vecinos, diez Parroquias, cinco Conventos de Frayles, dos de Monjas, y tres Hospitales. La conquistó Alfonso VI. año de 1080. Don Juan el II. la hizo Ciudad: en su Jurisdicción se cogen como cuarenta mil libras de Azafrán”.

A comienzos del siglo XIX, en la ruta de Madrid a Requena se atraviesan algunos pueblos de la actual provincia de Cuenca: Belinchón, “muchos molinos de viento” en una eminecia cerca de Tarancón, “cuyo terreno produce mucho vino, y tan bueno que se reputa por uno de los mejores de La Mancha”, Huelves; el caserío de Paredes, y el desierto hasta Huete, “ciudad pequeña, pero hermosa, cuenta con unas 600 casas: tiene su fortaleza, y está situada junto á un grande arroyo. Es muy abundante en huertas deliciosas, y su terreno produce mucho cáñamo y azafrán: hay 8 iglesias parroquiales, 5 conventos y un hospicio: la fachada de la iglesia de nuestra Señora de la Merced, está adornadas con columnas dóricas: el convento de religiosas de San Lorenzo es digno de atención, así como una porción de lienzos de Pablo Mateo ”.

De unos años antes, 1792 se puede leer sobre Huete,

“Ciudad realenga, cabeza de partido, de 500 vecinos. Si embargo hay once Parroquias, y siete Conventos. Esta ciudad esta muy arruinada y destruida. En lo antiguo fué buena poblacion. Con una buena fuente que hay cerca de la ciudad, se provee el pueblo para beber, para sus molinos, y para regar unas pocas huertas. Está pelada de árboles. Se gobierna por Corregidor. El Rey Don Juan II. Le dió título de ciudad, en recompensa de sus servicios. Se dice que fue la Julia de los Romanos, y la Gueta de los Moros”. Tiene privilegio para mercado franco los lunes desde 1678 y para nueve años, que comenzaron el primero de enero de 1679, pero no se ha usado. Mantiene sus propios en concurso y administración desde 1670 por falta de rendimientos, y tiene establecida una feria que no es libre el veintiuno de septiembre, “con el motivo de haber en esta ciudad una efixie, que llaman el Santísimo Christo de la Fé, a la que en lo antiguo había una suma devocion”, sin demasiado beneficio y que va a menos. Añade que la cuenca del río Huete nace en la sierra de “nuestra Señora del Val de Culebras” y que “desagua en Guadiela”, a tres leguas de Moncalvillo, con sucinta descripción de los pueblos que atraviesa. Recoge alguna cosecha de cáñamo en sus vegas, la hubo abundante en seda, de la que ya no había memoria.

Poco antes, en 1772, Huete, ciudad pequeña, pero de buen piso, con algunos caballeros ricos y distinguidos, como D. Marcos de Parada, etc., que tambien lo fueron con el Mtro. Florez. Monstráronle su archivo y privilegios, que tiene muchos y de bastante antigüedad. Dió una vuelta á la Chopera, que es un paseo de verano muy hermoso: vió tambien las monjas Justinianas, cuya fábrica material manifiesta bien el espíritu de su fundador. La ciudad estuvo antes en un cerro muy alto, y poco á poco se ha ido bajando á lo llano. El nombre hago juicio que le trae de la situación Auterium, ú Otero, esto es, cerro alto de donde se registra mucho. Está ilustrada con varios conventos, y el de los RR. PP. Mercenarios es el de mejor vista”.

En 1802 la Ciudad contaba con 667 vecinos, de los que diecisiete pertenecían al estado eclesiástico, sin incluir religiosos ni monjas, once al de hijosdalgo, y seiscientos treinta y nueve al general. Sus poblaciones, según Real Orden de 1805 para su partido, con 13.397 vecinos: Albendea, Alcázar del Rey, Alcohugate, Alique, aldea bajo señorío del obispado de Cuenca; Almendros, que por otras fuentes se conoce fue señorío de la orden de Santiago, agregado entre 1801 y 1804; Almonacid del Marquesado, señorío del conde de Cifuentes; Arandilla; Barajas de Melo, señorío de particular; Bonilla, Buciega, Buendía, señorío del duque de Medinaceli, agregado entre 1801 y 1805; Canalexas (sic por Canalejas), Cañaveruelas, Caracena, señorío del conde de Torrejón; Caracenilla, idem; Carrascosa del Campo, Carrascosilla, señorío del conde de Villaleal; Casa Sana, señorío del obispado de Cuenca; Castejón, Castilforte, Castillejo del Romeral, lugar de Huete; Cervera, señorío del conde de Cervera; Chillarón del Rey, Congosto, señorío del conde de Mora, agregado entre 1801 y 1805; Córcoles, señorío del monasterio de Monsalud; Cuevas de Velasco, señorío del marqués de Cuevas; El Hito, señorío del duque de Granada; Escamilla, señorío del duque del Infantado; Garcinarro, lugar de Huete; Gascueña, Hontanillas, aldea de Pareja, señorío del obispado de Cuenca; Horcajada, Huelves, señorío de particular; Illana, señorío del conde de Saceda, agregado entre 1801 y 1805; Jabalera, Langa, señorío del barón de San Quintín; Leganiel, Loranca del Campo, Mazarulleque, Millana, Moncalvillo, señorío del Cabildo Catedral de Cuenca y memoria de Expósitos; Montalvo, señorío del duque de Granada; Narros, por Naharros, señorío del marqués de Narros; Olmedilla del Campo, Palomares, señorío de particular; Pareja, señorío del obispado de Cuenca; La Peraleja, Pineda, Portalrubio, Puebla de Almenara, señorío del duque del Infantado; Rozalén, señorío de la orden de Santiago, agregado entre 1801 y 1805, Saceda del Río, lugar de Huete; Saceda Trasierra, señorío del marqués de Belzunce; Sacedón, señorío del duque del Infantado; Saelices, señorío de la orden de Santiago, agregado entre 1801 y 1805; Salmeroncillos de Arriba y Salmeroncillos de Abajo, señorío de particular; Santa María de Poyos, señorío de la orden de San Juan; Tabladillo, aldea de Pareja, señorío del obispado de Cuenca; Tinajas, Torrejoncillo, Torronteras, lugar de Huete; Tribaldos, señorío de la orden de Santiago, agregado entre 1801 y 1805; Uclés, señorío de la orden de Santiago, agregado entre 1801 y 1805; Valdecolmenas de Abajo, señorío del marqués de Cuevas; Valdecolmenas de Arriba, Valdemoro del Rey, Valparaíso de Abajo, señorío del barón de Pallaruelo; Valparaíso de Arriba, Vellisca, señorío del marqués de Vellisca; La Ventosa, señorío del conde de La Ventosa; Verdelpino, señorío del marqués de Cuevas; Villaescusa de Palositos, Villalva del Rey, Villanueva de Guadamejud, Villar del Águila, señorío del marqués del Villar; Villar del Horno, Villar del Ladrón, señorío del marqués de Villar del Ladrón; Villar del Maestre, lugar de Huete; y Villarrubio, señorío del conde de Alva Real, agregado entre 1801 y 1805. Además dos caserías: Casa Fuerte de Paredes, de Alcázar del Rey; y La Alcantarilla, señorío del marqués de San Rafael, que sitúa cerca de Villaba del Rey. Y un buen número de despoblados, de los que fueron de señorío la villa de Cuevas de Santiago; La Torre, del duque de Granada; Navahermosa, del marqués de Navahermosa; y Valdeloso, villa del conde de Cervera; y propios de la Ciudad: Barajas de Suso, Lobinillas, Las Pozas, San Román, Tomellosa, Villanueva de la Seca y Villavieja. En cuanto a la jurisdicción eclesiástica, el arciprestazgo de su nombre, uno de los ocho del obispado y el de más antigüedad, anteriormente de la mitra de Toledo, comprendía las abadías de Huete, con sus cuatro parroquias entonces en pie, Santa María de Castejón, San Pedro Apóstol, San Nicolás el Real y San Esteban, y sus curatos, prestameras y beneficios anejos, más las parroquias de Bonilla y Langa, de Carrascosa, de Caracena, de Barajas, de Jabalera, de Villava, de Tinajas, de Canalejas, de Infantado, de Huerta y de Pareja.

Juan MALDONADO fue un jesuita que nació hacia 1485 en Bonilla, villa entonces del corregimiento de Huete y hoy pedanía de la Ciudad. Originario de Salamanca. Fue un conocido comunero durante el movimiento contra Carlos I en 1520 y amigo de Erasmo dentro de la ortodoxia de la Iglesia.

El capitan comunero Francisco de Maldonado, salmantino, fue señor del concejo de El Maderal, en Zamora. Su primo Pedro Maldonado Pimentel, heredero de la Casa de las Conchas que era la casa solar de los Maldonado, encabezó la revuelta en Salamanca. Su parentesco con uno de los más cercanos colaboradores del rey Carlos I como primo del conde-duque de Benavente causaba dudas y pasó a capitanar las topas comuneras Francisco Maldonado. Ambos fueron hechos presos en abril de 1521 en Villalar. Francisco fue ajusticiado en Villalar con Bravo y Padilla. La pena de muerte de su primo Pedro se ejecutó un año después, sin que pudiera evitarlo su madre, la hermana del conde de Benavente.

Casa de las Conchas.

Comienza a construirse hacia 1493 y su edificación concluyó en 1517. Sus diferentes propietarios la modifican constantemente. Se construye por orden de don Rodrigo Maldonado de Talavera, perteneciente a de la Orden de Santiago, catedrático de Derecho y Rector de la Universidad de Salamanca, así como miembro del Consejo Real de Castilla, su hijo Rodrigo Arias, casado con Juana Pimentel- dama de Isabel la Católica-, y su nieto la reformaron. Rodrigo Arias y Juana Pimentel están enterrados en la Catedral Vieja de Salamanca, en la Capilla del Salvador o de Talavera.

Las conchas están presentes en las armas de doña Juana y representan tambien que su marido era caballero de Santiago.

Rodrigo Maldonado de Talavera intervino en las conversaciones de paz que mantuvieron los Reyes Católicos con Alfonso VI de Portugal, tras la guerra por la sucesión del trono de Castilla.

El nieto de don Rodrigo fue Pedro Maldonado Pimentel, posiblemente nacido en Salamanca en 1490 y fallecido en Simancas en 1522. Jefe Comunero de Salamanca así como delegado de la ciudad en la Junta Santa de Ávila de 1520. Hecho prisionero por el ejército imperial en la batalla de Villalar- 23 de abril de 1521-, fue decapitado por orden expresa de Carlos I. Ejecutado en 1522 en el castillo de Simancas, Valladolid, por Real Cédula de Carlos I.


Juana Pimentel y Enríquez fue la tercera de las hijas de Pedro Pimentel y Quiñones, I señor de la villa de Távara, señor de Gordoncillo, Retuerta y Villafafila, hermano de Rodrigo Alfonso Pimentel, IV conde de Benavente y I duque, 1451-1499, y padre del que sería, desde 1541, I marqués de Távara en Zamora, Bernardino Pimentel. Era prima carnal de Alonso Pimentel, V conde y II duque de Benavente (1499-1530).
El inicio de la construcción de Casa de las Conchas de Salamanca se debe a la iniciativa de don Rodrigo Maldonado de Talavera, fundador de la capilla de Talavera de la catedral vieja. Reformado y redecorado con motivo del matrimonio de Arias Maldonado, hijo del fundador de la Casa, con doña Juana Pimentel. El matrimonio fue concertado en 1494 entre los progenitores de ambas familias. El monto final de la dote ascendía a la muy importante
cantidad de dos millones y medio de maravedís.

Juana Pimentel, dama de la Reina Católica, casa con Arias Maldonado, comendador de Estriana, caballero de Santiago, regidor de Salamanca y de Talavera de la Reina, hijo mayor del doctor Rodrigo Maldonado de Talavera, que extendian sus señoríos por Salamanca, Burgos y Zamora, I señor de Babilafuente en Salamanca, Avedillo de Sanabria en Zamora, Cilleruelo, Moriñigo, Bercemuelle, Castañera, Barbalos y Guerra, del Consejo de los Reyes Católicos, y de Mariana Álvarez de Porras. Padres de Rodrigo Maldonado, II señor de Babilafuente, Avedillo y Guerra, regidor de Salamanca. Casa con Ana de la Cueva, hija del II duque de Albuquerque, sin sucesión. De Ana Pimentel que casa con Martim de Sousa, señor de Alcoentre y Prado, en Portugal, gobernador de las Indias, con sucesión, los condes de Monsanto y los condes de Vimeiro.De Pedro Maldonado Pimentel, III señor de Avedillo, degollado en 1521 por seguir las Comunidades. De Alonso Pimentel, regidor de Salamanca, señor de Carbalos y Alcazaren en Valladolid, sin sucesión. De Inés Enríquez que casa con Diego Luis de Tejada, señor de Tejada, con sucesión. De María Pimentel, monja en el convento de Santa Catalina de Sena de Valladolid. De Magdalena Maldonado, monja en Santa Clara de Plasencia. De Catalina Maldonado, monja. De Isabel Maldonado, monja en el convento de Santa Clara de Benavente.

Huete en 1675. "Está la ciudad de Guete plantada en amenisimo llano, con fuertes muros, ocho puertas, castillo llamado Luna, donde dizen sus naturales estuvo preso hasta que murió don Sancho Diaz, conde de Saldaña, que riega Cauda, ameno arroyo, nacido á borbotones en el circuito, con que andan diez y siete molinos, algunos batanes. Es fertilisima de trigo, algun vino, lino, alguna caça, aves domesticas, melones, ganados, huertas, y mucho açafran, que coge un año con otro 40 mil libras entrando el distrito, y valer suelen 300 ducados. Habitanla 600 vezinos, alguna nobleza, divididos en diez parroquias, cinco conventos de frailes, dos de monjas tres hospitales, grande jurisdición. Goviernanla corregidor, como cabeça de partido, veinte y quatro regidores, haziendo por armas en el escudo un leon rapante, significando la Ciudad, con la media luna mahometana que vencio. Fundaronla antiguos celtiveros españoles, años del mundo criado 3031. Antes de el nacimiento 930 llamandose Opta, voz griega, y suena atalaya. Y viniendo Julio Cesar á España la poblò, y añadio su nombre Julia que sarracenos quando la dominaron, mudaron en Gueta, interpretado Luna, aludiendo al blason, aunque otros quieren rio pequeño. Conquistósela el rey don Alonso sexto de Castilla, año 1080 acompañado de Alvar Fañez Minaya, mandandola reedificar. Corriendo siglos, el rey D. Juan segundo la hizo ciudad, con los privilegios de Toledo. Enrique quarto dio titulo de duque della á Lope Vazquez de Acuña, remunerando grandes servicios. Pero los Reyes Catolicos Fernando quinto, é Isabel lo extinguieron; incorporandola en su Real Corona”.

Huete hacia 1830: “HUETE (Julia), el nombre de esta ciudad es de origen arabigo. C.R. de España, provincia y obispado de Cuenca, cabeza de partido de su nombre; corregidor de primera clase, administración subalterna de rentas y de loterías, subdelegación de policía; es cabeza de arciprestazgo, 685 vecinos, 2,569 habitantes, 8 parroquias, 5 conventos: 3 de frailes y 2 de monjas, 1 palacio del obispo de Cuenca, 1 pósito, 3 posadas, 4 casas de alguna capacidad, ascendiendo el total de las de morada á 560; caja de correos. Abunda de granos, paja, vino, carnes, carnes, hortaliza y demás comestibles. Hay aguas de buena y de mala calidad, estas últimas abundantes. Cerca de la ciudad hay una bella fuente muy copiosa que, después de surtir para el gasto del pueblo, sirve su sobrante para los molinos y para el riego de sus huertas. Situada no lejos de la orilla occidental del río de su nombre, á 6 leguas O. de la capital, 24 E. de Madrid, y 8 hor. de camino militar de Sacedón, en el que desde Guadalajara va por este punto á Cuenca. En el tránsito se pasa el río Guadiela por el puente de Buendía; luego tambien por sus puentes dos pequeños arroyos, y se hallan los pueblos de Poyos, Buendía, Jabaga y Garcinarro; 14 leguas de marcha militar hasta la Roda, pasando por Palomares; 7 de Mondejar, mediando Garcinarro, Albalate ó Almonacid y Yebra; y 17 de Villarobledo, pasando por Carrascosa de Huete, Villarejo de Fuentes, Fuente el Espino, la Osa de la Vega y Belmonte. Contribuye en administración 66,547 reales 31 maravedíes.”.

Don Baltasar de MONTOYA. Abogado de los Reales Consejos y doctor en Leyes. Nacido en Huete en 1639, bautizado en la parroquia de San Esteban, hijo del también optense don Baltasar Fernández de Montoya, licenciado en Leyes, y de doña Ana Castellano. Regidor perpetuo de Ocaña, corregidor de Alcaraz y Lorca. Casó con doña Juana Maldonado. Padres de don Baltasar de Montoya, natural de Huete y bautizado en la misma parroquia en 1683, caballero de Calatrava, que a principios del siglo XVIII pasó a Nueva España. Hermano suyo es el oficial de los Reales Ejércitos llamado don Gaspar de Montoya, natural de Madrid y de la misma Orden, ayuda de cámara de S.M. Su casa familiar se ubicó cerca del hospital de Santa Catalina, hoy calle de don Mamerto Alique, y en su fachada se veía a mediados del siglo XVIII, ya muy deteriorado, escudo de piedra con sus armas.

El hospital de Santa Catalina estabsa en el arrabal de Huete. En este arrabal y delante del monasterio de la Merced había una explanada a a la que daban sus puertas. Esta explanada se comunicaba con la Plaza Mayor de Huete pasando por delante del hospital de Santa Catalina. Estaba ocupado por corrales, tiradores, tenerías, así como por el osario y la mezquita. La abundancia de infraestructuras manufactureras dio lugar a una calle llamada de las Tenerías o de los Curtidores

Funcionó el hospital de Santa Catalina durante el siglo XV. Su patrimonio consistía en casas y varios hornos de pan ya desdel el siglo XIV. Otros hospitales de la Ciudad eran el hospital de Los Ángeles; el de la Misericordia, que contaba con iglesia; el de Santa Quiteria; el de San Antón, con barrida a su alrededor ya a extramuros, y el de San Lázaro, lejos del conjunto urbano, situado debajo de la horca, al lado del arroyo de las Fuentes donde trabajaban los curtidores- ya documentado en el sigloXIV. Estos dos últimos tenían ermita.

Gran parte de la información aquí presentada responde al fondo documental que recoge don Manuel de Parada en su Bibliografía de la ciudad de Huete. Esta bibliografía se puede consultar por Internet.