domingo, 19 de diciembre de 2010

Teresa Carrillo de Albornoz. La sucesión en la Casa de Albornoz.

Los Carrillo eran señores de Priego y Cañaveras, en la Sierra de Cuenca, y poseían propiedades en la tierra de Huete, Salobral, Palomares, Canalejas y Lobinilla.

Después de serles confiscadas Beteta y su tierra al condestable Álvaro de Luna, heredero en parte de la Casa de Albornoz, tras su ejecución pasaron a los Carrillo de Albornoz, sobrinos de Teresa Carrillo de Albornoz- primos segundos tanto del Condestable como de la última señora de Albornoz, que controlaron la villa de Beteta y sus siete aldeas: El Tobar, La Cueva del Hierro, Valsalobre, Masegosa, Lagunaseca, Santa Maria del Val, Valtablado, además de Pinilla y Durón.

Teresa Carrillo de Albornoz, señora de Paredes- casa fuerte y coto redondo- junto a Huete, Valdejudios, junto a Paredes y Carrascosa del Campo, de las villas serranas de Portilla, y en Guadalajara de Valtablado del Río y del lugar de Ciruelas, -a escasos kilómetros al norte de la ciudad de Guadalajara en la tierra de Hita, no confundir con Ciruelos del Pinar, junto a Maranchón, en donde era su madre señora de un tercio de este lugar. Otro tercio pertenecía al monasterio de Buenafuente de Sistal, no lejos de la ciudad de Molina de Aragón, y lo vende en 1575 a Juan de la Cerda, II duque de Medinaceli. Deseoso Medinaceli de hacerse con la totalidad de la tierra de Molina compra las otras dos partes.

Hija de Gómez Carrillo, señor de Ocentejo-, salinas de La Inesperada, junto al Tajo,- Guadalajara, y de Paredes, Cuenca. Alcalde mayor de los Hijosdalgo de Castilla, alcalde mayor entregador de la Mesta, ayo del rey Juan II. y de Urraca Gómez de Albornoz, señora en Cuenca de Portilla, Valdejudios, Navahermosa y tercera parte en Guadalajara del lugar de Ciruelos del Pinar en tierra de Molina de Aragón. Compartido el señorío con las monjas del monasterio del Sistal y con los Medinaceli que conseguirán por compra el señorío completo.

Urraca de Albornoz tía abuela de don Álvaro, condestable de Castilla, como hermana de su abuela paterna Teresa de Albornoz. Por eso el marido de Urraca, ya muy mayor, es el mentor del joven Álvaro en la Corte cuando queda huerfano de padre. "él fue el que metió en la Casa real en su servicio en Guadalajara en el año de 1408 al dicho maestre de Santiago don Álvaro de Luna, condestable de Castilla, nieto de hermana de su muger, de donde le emanaron sus grandes augmentos y prosperidades”.

Casa doña Urraca de Albornoz de los V señores de Albornoz, hacia 1360, con Gómez Carrillo, señor de Ocentejo en Guadalajara, y luego de Paredes de Huete; Valdestablos; mitad de Valtablado del Río en el obispado de Sigüenza en el concejo de Medinaceli; alcalde mayor de los hijosdalgo de Castilla; alcalde mayor entregador de las mestas y cañadas y ayo del futuro Juan II. De sus hijos Álvaro, Alfonso, María y Teresa es el primogénito Álvaro quien recibe el señorío de Ocentejo y de la rica villa de Paredes y es señor de Cañamares y Llanes, despoblado de Albendea, cerca de Priego.

Es hermana Teresa de Álvaro Carrillo, alcalde mayor de los Hijosdalgo de Castilla en sucesión de su padre, y del cardenal Alonso Carrillo. Señora de la mitad de Valtablado del Rio en disputa con sus sobrinos, la otra mitad de la orden de Santiago, Ciruelas, junto a la ciudad de Guadalajara y Valdestablos. Completa sus heredades con los bienes que recibe de su hermano don Alonso Carrillo

Ocentejo, recuperada Cuenca y limpio el país de bandas facinerosas, ya tuvo menos importancia el castillete de Ocentejo. Fue segregado Ocentejo del común de villa y tierra de Medinaceli y pasó con Valtablado del Río a los Carrillo de Albornoz. Tanto Ocentejo como Valtablado del Río fueron entregados en el siglo XIV a los Carrillo de Albornoz. Salazar y Castro titula a Gómez Carrillo señor de Ocentejo y Valtablado del Río que casa hacia 1360 con Urraca Gómez de Albornoz. Estaba casada en 1382 con Gómez Carrillo señor de Ocentejo y Paredes. Hace después señor de Ocentejo y Paredes a su primogénito Álvar Carrillo de Albornoz, hermano de Teresa, y después al hijo de Álvaro, Gómez Carrillo de Albornoz " el Feo".

Podemos encontar que el primer Carrillo señor Ocentejo es el cardenal Alonso Carrillo de Albornoz, hijo de Gómez Carrillo y Urraca, hermano de Terera y Álvaro Carrillo de Albornoz, “hizo este príncipe el maiorazgo de la villa de Ocentejo con su fortaleza y de las villas de Paredes y Llanos y de la mitad de Cañamares y otros bienes en su sobrino Gómez Carrillo de Albornoz, hijo de su hermano mayor, dicho Álvar Carrillo de Albornoz, y en sus descendientes legítimos, mucho antes que él heredase la Casa de Albornoz de su prima segunda la dicha doña María de Albornoz”.

Gómez Carrillo de Albornoz “ el Feo" -"por auerlo sido en el rostro pero hermoso en las obras y cauallería”, hijo de Álvar Carrillo de Albornoz y Teresa de Mendoza y de la Vega, hija del almirante Diego Hurtado de Mendoza y de su segunda esposa Leonor de la Vega, hereda el señorío de Ocentejo de su tío: “heredó desde su iuventud el vínculo del cardenal, su deudo, de las villas de Ocentejo, Paredes y Llanos y de la mitad de Cañamares y de los demás bienes en él contenidos. Después, por fin de su prima segunda la dicha doña María de Albornoz, ubo el señorío de Albornoz y de Torralua y Beteta, auiendo de heredar todo lo demás que dio ella al condestable don Álvaro de Luna, primo segundo dél y della .

Teresa de la Vega. Señora de Cervera en Santander. Hija de Diego Hurtado de Mendoza, almirante mayor de Castilla y de su segunda mujer Leonor de la Vega, siendo, por lo tanto, hermana de Iñigo López de Mendoza, primer Marqués de Santillana y Conde del Real. Murió en Valladolid en 1416.


María de Albornoz, sobrina nieta de Urraca Gómez de Albornoz y última heredera de todos los señoríos de sus bisabuelos Álvar García de Albornoz el Viejo y Teresa, se los donó en vida en 1432 a su primo segundo Álvaro de Luna lo que provocó una apelación de Gómez Carrillo de Albornoz el Feo, pariente en igual grado, quien consiguió recuperar todo salvo las villas del Infantado, que quedaron en poder del condestable". Se basaba ´"el Feo" en la ilegitmidad del Condestable. Doña María de Albornoz dio a Albornoz, Torralua y Beteta y otros bienes más antiguos que los del Infantazgo en esta su Casa a su primo segundo Gómez Carrillo de Albornoz, llamado el Feo, hijo de Áluar Carrillo de Albornoz y de su muger doña Theresa de Mendoça y nieto de Gómez Carrillo, ayo del dicho rey don Juan el 2º, y de su muger doña Urraca de Albornoz.

Salazar y Castro a pesar de titular señores de Ocentejo a Gómez Carrillo, Álvar Carrillo de Albornoz y Gómez Carrillo de Albornoz el Feo, sí reconoce a este último como heredero de todos los bienes del cardenal su tío aunque entre ellos no menciona Ocentejo: “don Alonso Carrillo, arcediano de Alcaraz en la iglesia de Toledo, abad de Alfaro, arcediano de Cuenca, administrador perpetuo de la iglesia de Osma, cardenal de la Santa Iglesia, del título de San Eustachio, obispo de Sigüença y legado de la Santa Iglesia en Bolonia y en Aviñón, que fue uno de los ilustres prelados de su tiempo y falleció en Basilea el año 1434 con general dolor de toda la Iglesia, congregada entonces para el Concilio general donde era legado del pontífi ce. [...] Tres años antes avía otorgado su testamento en Roma en dejó el usufruto de todos sus bienes, lugares, villas y fortalezas a doña Teresa Carrillo su hermana, para los días de su vida, y después dellos quiso que passassen por mayorazgo a Gómez Carrillo su sobrino, hijo de Álvaro su hermano, y a sus descendientes y en defecto dellos llamó a Gómez Carrillo, también su sobrino, hijo de la dicha su hermana”.

Los hijos de Gómez Carrillo de Albornoz "el Feo" y Teresa de Toledo, hermana del primer duque de Alba Garcí Álvarez de Toledo, tuvieron grandes peleas por la herencia de sus padres. Peleas y pleitos que tiene igualmente con sus primos los Acuña de Huete y Buendia por la rica heredad de Paredes. Pleitos que se alargan entre sus respectivos sucesores hasta del siglo XVI.

Teresa casa con Lope Vázquez de Acuña, I señor en 1397 de Buendía y Azañón- ahora en Guadalajara en las inmediaciones de Ocentejo que es señorío de la familia de su mujer-como privilegio concedido por la reina Catalina, señora de Huete y Soria, mujer de Enrique III. Azañón y Viana en tierras de la Hoya del Infantado entre el Guadiela, el Tajo y el Tajuña habían sido villas pertenecientes a la órbita de los señores de Cifuentes desde el siglo XIV, hasta la donación hecha por Enrique III a Lope Vázquez de Acuña.

El linaje Acuña tomó el nombre del lugar llamado Acuña Alta, cercano a la sierra de la Estrella en el norte de Portugal, su primer solar. Otros linajes de raigambre portuguesa asentados en el obispado de Cuenca fueron los Coello y los Pacheco. Los iniciadores de estos linajes en Castilla se refugian aquí a raíz de su participación el asesinato en 1355 de Inés de Castro amante del rey Pedro I de Portugal.

Fue Lope Vázquez de Acuña responsable del Concejo de la Mesta, perteneció al Consejo Real de Juan II y fue guarda mayor del monarca, cargo que mantuvo durante el reinado de Enrique IV. El linaje portugués de los Vázquez de Acuña con importante presencia en la Alcarria conquense a finales del siglo XIV refuerza esta presencia al unirse familiarmente con los Carrillo de Albornoz.

Durante el reinado de Juan II, hijo de Enrique III, Lope Vázquez de Acuña, afincado en la ciudad de Cuenca, ejerció los cargos concejiles de alcalde y regidor, y refuerza su presencia en estas tierras con la apropiación legal e ilegal de heredades en la tierra de Huete.

Teresa Carrillo de Albornoz. Señora de Paredes, Portilla, Valdejudios, Valtablado del Río y de Ciruelas. Heredó esta Señora los bienes del cardenal su hermano, y por el testamento que ella y su marido otorgaron en Portilla a 3 de Agosto del año 1446, fundaron los dos mayorazgos de Buendia y Azañon en que incluyeron los bienes de ambos, y estan nombrados los padres, y hermanos de esta Señora. Pretendio suceder Doña Teresa en la Casa de Albornoz, que entonces poseia el Condestable D. Alvaro de Luna su sobrino: y asi puso aquel derecho en el mayorazgo de Buendia diciendo: Otro si yo la dicha Doña Teresa fago, e ordeno, e establezco mayorazgo al dicho Pedrod e Acuña de Albornoz mi fijo mayor legitimo, de todo el derecho que yo he, e me pertenece, o pertenecer debe en qualquier manera, de todas las Vills, e Lugares, e bienes, e casas, e heredamientos, que fueron e fincaron de D. Garci Alvarez de Albornoz, e despues de D. Alvar Garcia de Albornoz, su fijo, mi abuelo, e despues de Micer Gomez de Albornoz, su fijo, hermano de mi Señora mi madre, e despues de mi primo Juan de Albornoz su fijo, e despues de Doña Maria de Albornoz mi sobrina su fija, mujer que fue de D. Enrique de Villena, todos sdefuntos, que Dios aya. Las quales dichas Villas, e lugares, e heredamientos, e bienes son: las Vilals de Moya, e Utiel, e Torralva, e Beteta con sus Alquerias, e la Casa de Rivagorda, e el Lugar, e heredamiento de Albornoz, e los otros heredamientos, e bienes de la dicha Villa de Moya, e Utiel". Tuvieron estos Señores cinco hijos.

Es el primogénito de Teresa, Pedro de Acuña, I conde de Buendía en 1475, señor de la villas de Buendía, Dueñas, Tariego, Anguix y Cubillas de Cerrato y de los lugares de Renedo, Valle y Castil de Onielo, señor de Paredes, Casas de Javalera, Monforte y Portal Rubio, como su padre fue alcalde mayor entregador de las Mestas y Cañadas, doncel y Guarda mayor de los reyes Juan II y Enrique IV, su Vasallo y de su Consejo, embajador de Juan II al rey de Navarra, Adelantado de Cazorla, y capitán general de la Santa Iglesia Primaria de Toledo por el arzobispo su hermano Alonso Carrillo de Acuña, del Consejo de los Reyes Católicos, fundó junto con su mujer nuevo Mayorazgo, para su hijo Lope en Dueñen 1475. Testó en 1482. Casa con Inés de Herrera, hija de Pedro García de Herrera, señor de Ampudia en Palencia, y de María de Ayala, señora de la Casa y Valle de Ayala y de Salvatierra de Ayala, hija de Fernán Pérez de Ayala, señor de Salvatierra de Ayala, y de María Sarmiento, señora de Salinillas, Berberana y Mancilla en Álava.

Padres de Lope Vázquez de Acuña, II conde de Buendía. Casa con Inés Enríquez de Quiñones, hija de Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla, I conde de Melgar, de la casa de Mendoza.

Padres de Juan de Acuña, III conde de Buendía, retrasdo. Casa con María de Padilla, hija de Pedro López de Padilla, señor de las villas de Calatañazor, Coruña y Santa Gadea, del Consejo de los Reyes Católicos, y de Isabel Pacheco, hija natural de Juan Pacheco, I marqués de Villena.

Padres de Catalina de Acuña, deficiente, y su tío Pedro le quitó la Casa por pleito. Pedro de Acuña, ganó la casa de Buendía a su sobrina carnal, Catalina de Acuña, IV conde de Buendía. Casa con Beatriz de Santángel, sin hijos. Sigue un hermano del anterior conde, Fadrique de Acuña, V conde de Buendía. Casa con Isabel de Bazán, sin hijos. Casa después con María de Acuña, hija de su primo segundo Pedro de Acuña, señor de Anguix, nieto del I duque de Huete. Se unen así los Acuña de Buendía y de Huete, todos descendientes de Teresa Carrillo de Albornoz.

Padres de Juan de Acuña, VI conde de Buendía, señor de Anguix. Anguix pasa a los Acuña de Buendía desde su posesión en los Acuña de Huete por la madre de este VI conde de Buendía. Casa con Francisca de Aragón y Córdoba, fallecida 21 días después de su marido, hija de Álvaro de Córdoba, I señor de Valenzuela, segundón de la casa de los condes de Cabra, y de María de Aragón, dama portuguesa, hija de Leonor de Milán de los I condes de Albaida, sin hijos. Es el VI conde de Buendía padre natural de un hijo que se llama como él Juan de Acuña, I marqués de Vallecerrato en 1612. Sucesión en los marqueses de Vallecerrato.

Pedro de Acuña, nieto del I duque de Huete, señor de Anguix, casa en 1510 con Mariana de Padilla, hermana del comunero Juan de Padilla. Padres de María de Acuña y Padilla, señora de la villa de Anguix, y del mayorazgo de la línea del duque de Huete, casa en 1525 con Fadrique de Acuña, V conde de Buendía. Sobrina segunda de su marido. Es el V Buendía primo segundo de su suegro.

Hermana del VI titular es María de Acuña, VII condesa de Buendía desde 1592. Casa en 1547 con su primo Juan de Padilla Manrique- hijo de su prima hermana Luisa señora de Calatañazor-, VII conde consorte de Buendía, IV señor de Valdescaray, señor de Villoveta, Santa Gadea, Coruña, Calatañazor, Sotopalacios, Santurde, Zurraquín y Valgañón, hijo mayor de Antonio Manrique, III señor de Valdescaray, y de Luisa de Padilla, señora de Calatañazor, Coruña del Conde y Santa Gadea, hija de Antonio de Padilla, señor de Calatañazor, Coruña del Conde y Santa Gadea, y de Inés Enríquez de Acuña de los II condes de Buendía.


Padres de
Luisa de Padilla y Manrique, VIII condesa de Buendía, que casa con Martín de Padilla y Manrique, V señor de Valdescaray, I conde de Santa Gadea, su tío- hermano del VII conde consorte de Buendía, su padre-, con sucesión los condes de Santa Gadea y Buendia y señorìos de estas Casas.


Hermana del IV señor de Valdescaray como del I conde de Santa Gadea es Angela Manrique que casa con su primo segundo Juan Alonso de Múgica y Butrón, XII señor de Butrón, señor de Mújica y Aramayona con sucesión, los condes de Aramayona y duques de Ciudad Real. La XI duquesa de Ciudad Real casa en 1878 con el XVI duque de Medinaceli. Mencia, hermana del III conde Buendía había casado con el X señor de Butrón.

Tambien es hermana de los anteriores
Isabel Manrique de Padilla que casa con Juan de Mendoza y Luna, II marqués de Castil de Bayuela y Montes Claros, señor de Colmenar, con sucesión, los marqueses de Castil de Bayuela.

Hermana del II conde de Buendía es Leonor de Acuña que casa con Pedro Manrique, II conde de Paredes de Nava, con sucesión los condes de Paredes de Nava.

Teresa es también madre de Gómez Carrillo de Acuña, señor de Jadraque. Casa en 1434 con María de Castilla, señora de las villas de Miedes y Mandayona, hija de Diego de Castilla, hijo natural de Pedro I "el Cruel", y de Isabel de Salazar, hija de Gonzalo García de Salazar, alcaide de Peñaflor y y de Curiel, con sucesión, los marqueses de Caracena. En 1434, Juan II , separa de la tierra de Atienza a Jadraque, Mandayona y Miedes. Da Mandayona y Miedes en dote a María de Castilla, que casaba con Gómez Carrillo, que había recibido Jadraque.

De Alonso Carrillo
, Protonotario Apostólico, Obispo de Sigüenza, del Consejo de los Reyes Juan I, Enrique IV y de los Reyes Católicos, Arzobispo de Toledo, Primado de las Españas, Canciller Mayor de Castilla, Virrey y Gobernador de Portugal. Padre de un hijo natural, con sucesión, los marqueses de Falces.

De Lope Vázquez de Acuña, I duque de Huete
desde 1474, conde de Viana de Modejar, señor de las villas de Azañón, Anguix, y mitad de Valtablado del Río ,de Viana, Castillejo, y Castil de Acuña, cabStg, comendador de las Casas de Mérida, prov León, del Consejo de los Reyes Católicos; fundó nuevo mayorazgo de sus bienes, fortaleza de Castil de Acuña en 1487, previa facultad Real dada en en 1486.

Partidario, con su hermano el arzobispo de Toledo, de la Beltraneja, en el concierto de sumisión a los Reyes Católicos, tuvo que renunciar al ducado, entregando la ciudad a la Corona en 1476, recibiendo en cambio para solo su persona y sin el carácter de hereditario el cargo de Guarda mayor de la ciudad y toda su tierra, y el oficio de Camarero mayor de las Armas del Rey Católico.

De Leonor de Acuña, señora de la mitad de Portilla
, que casa en 1428 con Juan de Silva, I conde de Cifuentes, con sucesión, los condes de Cifuentes.