jueves, 2 de diciembre de 2010

Grabados y planos de Madrid.










Joris Hoefnagel
. Nació en 1542 en Amberes y murió hacia 1600. Proveniente de una rica familia de cortadores de diamantes, Hoefnagel viajó por Gran Bretaña, Francia y España. Durante estos viajes realizó numerosos dibujos cartográficos que utilizará posteriormente para confeccionar un atlas en seis volúmenes.

Viajó por España realizando vistas desde 1563 a 1567, donde posiblemente coincidió con Anton Van der Wyngaerde, que estaba haciendo un encargo similar para Felipe II a cuyo servicio estaba desde 1557. Las vistas de Wyngaerde pudieron ser fuentes de algunos de las de Hoefnagel, más espectaculares y escenográficas, pero menos meticulosas.


Entre otras obras ilustradas por Hoefnagel se pueden destacar Civilates orbis terrarum (Las ciudades del mundo) (1572) de Georg Braun (1541-1622), canónigo de la catedral de Colonia. Éste es el primer atlas dedicado a las ciudades del mundo e incluye 363 planos que describen 480 ciudades. Este libro tuvo bastante popularidad y fue reeditado regularmente hasta el siglo XVIII. Este atlas estuvo precedido, en 1570 por Theatrum orbis terrarum de Abraham Ortelius (1527-1598).


En el siglo XVII tenemos imágenes de Madrid en el plano de Marceli de 1620. De unos años despues, 1656, es el plano de Texeira. El primer plano completo de Madrid que conocemos tradicionalmente se ha pensado que fue dibujado y grabado en los Paises Bajos por Frederic de Wit, miembro de una familia de impresores holandeses, alrededor de 1635. Investigaciones posteriores ponen en duda esa autoría, asegurando que fue dibujado por Juan Gómez de Mora, coloreado por Antonio Marceli y finalmente grabado por Wit; la fecha, además, se retrasa hasta 1622.
Anteriores a estos es el dibujo del alcázar madrileño y sus inmediaciones, realizado alrededor de 1534-1535 por Jan Cornelius Vermeyen. La imagen corresponde al aspecto del Alcazar
antes de la ampliación emprendida por Carlos I en 1537, la primera de envergadura realizada en el edificio.
TOPOGRAPHÍA DE LA VILLA DE MADRID. DESCRIPTA POR DON PEDRO TEXEIRA. AÑO 1656. En la qual se demuestran todas sus Calles, el largo y ancho de cada vna dellas, las Rinconadas y lo que tuercen, las Plazas, Fuentes, Iardines y Huertas, con la disposición que tienen las Parroquias, Monasterios y Hospitales. Están señalados sus nonbres con letras y números que se allarán en la Tabla, y los Ydificios, Torres y delanteras de las Cassas de la parte que mira al medio día están sacadas al natural, que se podrán contar las puertas y ventanas de cada vna dellas".

A J. Cornelius Vermeyen, debemos la representación más antigua del alcazar madrileño hacia 1534-1535.