jueves, 16 de diciembre de 2010

Fernán Gómez de Albornoz y Luna.

Fernán Gómez de Albornoz y Luna, señor de Villoria en Cuenca, Campo-Robles en Valencia, Pedraza en Segovia, Merinos y Arcos, general de la Frontera de Requena en 1337, comendador mayor de Montalbán y de Mestanza y Trece de Santiago. En 1329, con sus hermanos Alvar García, v señor de Albornoz, y Gil Álvarez de Albornoz, arzobispo y cardenal, lucha contra don Juan Manuel. En 1331 está en la coronación de Alfonso XI en Burgos y fue al día siguiente por él armado caballero. En 1352 participa en el primer sitio de Algeciras. Fue comendador mayor de Montalban y Mestanza, Teruel, en la orden de Santiago, entre 1329 y 1359, y Trece de esta Orden. Fue alcaide de la fortaleza de Huélamo en sucesión de su padre. Pasó los últimos años de su vida en el reino de
Aragón
Muere en el año 1376. Casa, puede que en segundas nupcias, con su pariente Toda de Luna de quien no tiene hijos. Es toda hermana del arzobispo de Zaragoza Lope Ferranch de Luna.

Es Fernán tío abuelo del padre del condestable Álvaro de Luna.

Es Fernán hijo segundo del IV señor Albornoz. Se cita como sus hijos, sin hablar de madre, - puede que todos ilegítimos o de un primer matrimonio- a Garci Álvarez de Albornoz, primogénito; a Fernando Álvarez de Albornoz, abad de Valladolid en 1336; arzobispo de Lisboa, 1369- 1371; arzobispo de Sevilla desde 1371-1372. Muere en 1378 o 1380. En algunas genealogias aparece como hermano no como hijo de Fernán Gómez de Albornoz.

Se dice de Fernando Álvarez de Albornoz que es hijo ilegítimo del hermano de don Gil- arzobispo de Toledo y cardenal de Santa Sabina-, Fernando Gómez de Albornoz y por tanto sobrino del Cardenal. Le acompañó a Italia, en 1353, pero se dirigió a Bolonia para estudiar, doctorándose en Derecho canónico en 1361. Fue profesor en esa misma Universidad de Bolonia entre 1363 y 1369. Ese año fue nombrado obispo de Lisboa, donde no residió, y en 1371 arzobispo de Sevilla, donde se estableció a partir de 1372. Fue el ejecutor del proyecto de su tio de fundación del Colegio de San Clemente de España; se ocupó de impulsar la construcción del Colegio desde 1365, de formar su patrimonio, de redactar sus estatutos etc. En 1372 su administración fue criticada por el primer rector y por los estudiantes, que acudieron a un arbitraje que les fue favorable, habiendo de pagar Fernando Álvarez de Albornoz una elevada suma al Colegio; ello explicaría que dejase el Colegio y regresase a Castilla, aunque su marcha puede relacionarse también con el traslado a Castilla del cadáver de su tío, el cardenal Albornoz.


Fernando Álvarez de Albornoz (1371-1377), de la sede de Lisboa pasó a la de Sevilla. En 1374 dio licencia a doña María Coronel para la fundación del monasterio de Santa Inés. Pedro Gómez Álvarez de Albornoz (1378-1390) hermano del anterior, culto y literato, donó al Cabildo su rica biblioteca, pudiéndose considerarlo como el fundador de la Biblioteca Capitular. Se conserva un Catecismo, precioso legado que se conserva en la Biblioteca Nacional.


Desde 1379 sucede a Fernando en el arzobispado de Sevilla su hermano-ilégitimo- Pedro Gómez Álvarez de Albornoz, y Luna,. Fernando habñia sido nombrado por Gregorio XI en 1374 cardenal de San Práxedes, Roma. Muere en 1390.

Hermanos de los anteriores es
Gonzalo Fernández de Albornoz, señor de Beamud, Fresneda y Arcos en 1390
a la muerte de su primo Juan de Albornoz; Urraca Fernández de Albornoz, señora de Fuentesbuenas, esposa de Sancho Garcia de Járaba; Teresa Gómez de Albornoz que casa con Ruy González Mexia; Alvaro, que pudo ser hijo natural si el Comendador hubiera hecho este otro matrimonio, obispo de Cuenca. Durante su obispado tiene lugar el asalto a la juderia del alcazar conquense y las matanzas de judios. Los judios de Cuenca son obligados a convertirse en el año 1403 y en este año la sinagoga se convierte en la iglesia de Santa María. Muere en 1396. Hermanos de estos pueden ser Catalina Fernández de Albornoz y Blasco Fernandez de Albornoz.



Se sabe de un pleito de María Rodríguez, hija de Teresa Gómez de Albornoz, y el concejo de Cuenca por el cobro del pecho de la cabeza de los judíos. Pedro Martínez, segundo marido de Teresa Gómez de Albornoz, había recibido como merced en tiempos de Enrique II 5.000 maravedíes en el pecho de la cabeza de los judíos, confirmada sucesivamente por Juan I y Enrique III. Su hija María Rodríguez Mejía, casada con Alfonso Yáñez Fajardo, vecino de Murcia, reclamó esta cantidad como heredera legítima, una vez que su madre había fallecido y había dejado de cobrar la merced «desdel tienpo que la dicha judería de Cuenca fue destroyda e desfecha por el dicho conçejo», que había hecho «tornar christianos por fuerça a los judíos de la
dicha çibdat de Cuenca». La sentencia fue desfavorable a María Rodríguez al considerar que su demanda no había sido probada. El Concejo se escudaba para no pagar esa merced en que no existía aljama en Cuenca desde 1403 cuando el concejo de Cuenca declara que ya no existen judios en la Ciudad al haberse todos convertido trás las matanzas de 1391 y en 1403 convertir la sinagoga en la iglesia de Santa Maria la Nueva. Este nombre tal vez para distinguirla de la catedral dedicada a Santa Maria de Gracia.

Urraca Fernández de Albornoz, casada con Sancho García de Járaba Járaba, señor de Fuentes Buenas, el Campillo y fortaleza de Enguidanos, padres de Diego García de Járaba, casado con Juana Rodríguez de Guermeces, hija de Rui Díaz de Guemeses y Elvira López, señora de Las Majadas y nieta de Fernán Martínez y Lope Martínez de la Torre –al que Juan II dio el privilegio y portazgo de Cuenca. Fueron padres de Elvira García de Járaba y Albornoz, casada con Fernando de Ribera, III señor de Villarejo de la Peñuela, cabrejas y Valmelero en Cuenca, padres de Violante de Rivera, IV señora de Villarejo de la Peñuela, Cabrejas y Valmelero, casada con Esteban Coello, III señor de Montalbo, el Hito y Villar de Cañas, padres de Pedro Coello de Ribera, IV señor de Montalbo, el Hito y Villar de Cañas, casado con María- Guiomar- de Mendoza, hija de los II condes de Priego, padres de María de Mendoza, casada con su primo segundo Diego de Toledo y Guzmán con quien es madre del IV señor de Cervera en Cuenca. La conquenses Casa de Cervera- de apellido Álvarez de Toledo- y la de Montalbo habían emparentado cuando el I señor de Cervera casa con una hija del II señor de Montalbo.


Alfón Martínez de Ribera, "el de Huete", gobernaba la fortaleza en el año 1320 con el título de alcaide defendiéndola de las revueltas que tienen lugar durante la minoria de Alfonso XI, promovidas en las tierras de Cuenca por el infante don Juan Manuel. En 1328, el ya Alfonso XI quiso premiar los servicios de algunos vasallos, entre los que se contaba el alcaide del castillo de Huete, Alfonso Martínez Ribera, al cual hizo donación de la aldea y castillo de Anguix, entregándole además el señorío de Villarejo de la Peñuela.

Casa con Inés Fernández, que podia ser de los Sandoval, señores de La Ventosa desde 1341. Es su hijo Lope López de Ribera, II señor de los estados de Villarejo, que casa con su pariente Violante López de Ribera, de la Casa de los Adelantado de Andalucia que al correr de los siglos y ya en el XIX serán duques del Infantado, antes marqueses de Valmediano emparentados con los Villarejo al casar el titular de Valmediano con una hija del V señor de Villarejo, como vermos. En la Casa del Infantado ahora Villarejo, Cabrejas y Valmelero. En su casa de Cabrejas tienen los Infantado el escudo de la casa palacio de los Ribera en Villarejo y la portada de esta casa palacio es la del Museo de Arte Abstracto de Cuenca. Es Lope López también señor de Cabrejas y Valmelero. Fue alcaide de la fortaleza de Montalbo y así no puede extrañar que su nieta, IV señora de los estados de Villarejo de la Peñuela, case con el III señor de Montalbo. Participa Lope López de Ribera en 1385 en la batalla de Aljubarrota con 6 lanzas y un ballestero, donde muere. Violante, su viuda, recibe 3.000 maravedíes; 10 maravedíes por lanza y día y 7 por día por el ballestero.

Garcia Álvarez de Albornoz
es el primogénito del Comendador. Vivia en el año 1382 cuando su primo hermano
Alvar García de Albornoz “el Mozo”, señor de Utiel, Beteta y Tragacete, copero Mayor del Rey; fallecido en 1385 en la batalla del Troncoso contra los portugueses, le nombra en su testamento diciendo: "Mando a Garci Alvarez de Albornoz, fijo de D. Fernando Gomez de Albornoz mi tio 3000 mrs. Iten mando a Garcia Alvarez mi sobrino, fijo de Garcia Alvarez mi primo-VI señor de Albornoz-, la casa, y heredat de Burbanos y la cas de Xuarros: pero si el dicho Garcia Alvarez muriese sin fijo, o fija legitimos, tornen las dichas casas al mio heredero que yo fago en este testamento. Con que ni en ser hijo de D. Fernan Gomez, ni en tener sucesion puede quedar duda". Tuvo un hijo llamado de forma homónima y que podría ser el personaje que llegó a ser guarda mayor de Cuenca al comienzo del siglo XV, identificado más adelante como hijo ilegítimo de Micer Gómez García de Albornoz. Ambas versiones, pueden ser válidas.


Alvar García de Albornoz “el Mozo” no tiene sucesión de su segundo matrimonio con María Téllez de Castilla, señora de Olmeda de la Cuesta en Cuenca y sobrina de Enrique II. Caso María en segundas nupcias con Juan Hurtado de Mendoza “el Límpio”, señor de Morón y Almazán en Soria. Son ellos padres de Diego Hurtado de Mendoza, I señor de Cañete que casa con la última señora de Albornoz, y de María que casa con Álvaro Martínez de Luna, III señor de Illueca y Gotor y padre natural del Condestable- es el padre del Condestable en esos momentos señor de Cañete, donde nace don Álvaro, señorío que vende a su suegro. María Téllez de Castilla era hermana de Juan Téllez de Castilla, el primer marido de Elvira Laso de la Vega segunda esposa de Diego Hurtado de Mendoza, IX señor de Mendoza y primo de Juan Hurtado de Mendoza, y como él fruto de la relación del conde Don Tello con alguna una de sus amantes de la que no se conoce el nombre.

Álvarez de Albornoz fue el IV señor de la Casa de Albornoz. Fue alcalde de la fortaleza de Huélamo, que pertenecía a la encomienda de Santiago, durante los últimos años de su vida. Le sucede su hijo Fernán. Fue tutor de Alfonso XI de Castilla y de su hijo, el infante Sancho. Participó en la batalla del Salado. Falleció el 18 de septiembre de 1328 y está sepultado en su capilla, llamada también de Los Caballeros, de catedral de Cuenca. Casa con Teresa de Luna, que falleció en 1362.