sábado, 12 de junio de 2010

Rodrigo y Jimena.

Descendientes ambos de la nobleza visigoda a través de la Casa de los condes de Castilla. A modo de curiosidad se recogen las posibles genealogías sobre los ascendientes del Cid y Jimena.

Si hacemos caso a una historia que tiene más de LEYENDA, Hacia el 980 Castilla es condado del reino de Léon. Son Jueces de Castilla Nuño Nuñez Rasura y Laín Muñoz-Calvo-, 1000-1063, del primero viene Fernán González, primer conde independiente de Castilla, y el segundo, Laín Calvo, es el abuelo del Cid. Vive en la aldea de Vivar, a unos 7 kilómetros de Burgos. La casa donde vive, que todavía se mantiene en pie, fue tambien la de su hijo Diego Laínez, 1028-1063, padre del Cid y en ella hacía 1043/1046 nacería Rodrigo Díaz, El Cid Campeador. Muere en 1099. Su nombre, Rodrigo, se le pone en honor a su abuelo materno Rodrigo Álvarez, que debió morir hacia 1058. Rodrigo arrebata y defiende de Navarra las plazas de Ubierna, Urbel y La Piedra.

Rodrígo Álvarez es citado como Rodrígo Álvarez de Asturias, distintas fechas de nacimiento y muerte y titular de distintos señoríos.
">

Rodrigo Álvarez de Asturias
, señor de Noreña, del Castillo de Aguilar entre los ríos Navia y Purcia, y de los territorios llamados también de Aguilar, de Llanes, San Jorge y San Antolín. Fue primer Conde de Asturias y su Gobernador supremo desde el año de 980 al 998. Padre de,
  • Munio Rodríguez Can, conocido como el Conde Muñazan. Fundador del Monasterio de San Antolín de Bedón.
  • Nuño Álvarez, de quien viene la descendencia de los Álvarez de Asturias
  • Teresa Núñez, madre de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid.

ÁLVAREZ DE LAS ASTURIAS

Infante Ordoño “el Ciego” que, con la infanta Cristina, hija de Bermudo II y Velasquita, tuvo a

Alonso Ordóñez, casado con Justa N., en la que tuvo a

Rodrigo Alonso de Asturias, señor de Nava, que con su mujer Onía, tuvo a

Diego Ruiz de Asturias, conde de Oviedo, señor de Noroña, Ricohombre y Capitán General de Asturias, casado con una prima hermana de su abuelo, Jimena, hija ilegítima de Alfonso V, en la que tuvo a,

Rodrigo Díaz de Asturias, “el Asturiano” para diferenciarle de su cuñado Rodrigo Díaz “el castellano” , el Cid. Señor de Nava, conde de Asturias y Oviedo.


Siguiendo la Cronica Roderici y la documentación del reino de León, por el abuelo materno de Rodrigo es el Cid primo segundo de Pedro González de Lara y éste primo segundo de Goto González que casa con el conde Fernando Díaz, hermano de Jimena. Vemos aí a Jimena emparentada por su esposo y por su hermano con los señores y condes de Lara.

Es el padre del Cid primo hermano de Lope Íñiguez, señor de Vizcaya.

Algunas genealogias que siguen la legendaria historia de los juece de Castilla nos dan que casaría Laín Calvo con Teresa Núñez, hija de Nuño Nuñez Rasura, emparentado los dos jueces de Castilla. Es Nuño Núñez Rasura, el de Brañonsera, descendiente por línea feménina de Diego Rodríguez "Porcelos". Se entronca así el linaje del Cid con el de Fernán González, con el de la Casa de Lara que son condes de Castilla y con estos con la Casa Real de León y Castilla, e igualmente con la Casa de Haro que son señores de Vizcaya. Esto respecto a la abuela materna del Cid. También geneaologias más fiables no recogen el nombre de la mujer de Rodrigo Álvarez.

Es según estas genealogias Nuño Núnez Rasura nieto por su madre de Diego Rodríguez "Porcelos".
Diego Porcelos de la casa de los condes dependientes de Castilla de la Casa Real Visigoda. Fue conde de Castilla entre el 873 y el 885. Repuebla Ubierna y Burgos entre el 882 y el 884 bajo mandato de Alfonso III de Asturias "el Magno" de quien era primo hermano al ser ambos nietos de Ramiro I. Son así los condes de Castilla y los monarcas astur leoneses primos en los inicios de su sucesión genealógica y todos legitimados por su pertenencia a la monarquía visigoda como descendientes de don Pelayo y del duque Pedro de Cantabria

A Laín Muñoz-Calvo-, abuelo paterno del Cid, en las genealogias mas fiables le vemos casado dos veces. Sería la abuela paterna del Cid y la bisabuela paterna de Jimena, Justa Fernández de Cea. Era Justa hermana de Jimena, madre de Fernando I. Por lo que Fernando I era primo hermano del padre del Cid y primo hermano del abuelo paterno de Jimena. Fernando Flaínez, abuelo paterno de Jimena e igualmente hermano de Diego Flaínez y así tío del Cid, casa con su prima hermana Elvira Pelaez, prima hermana igualmente del padre del Cid y de Fernando I, y son los padres de Diego Fernández, padre de Jimena, es así que Alfonso VI, el padre de Jimena y el Cid son primos segundos, es nieto Alfonso VI nieto de Jimena, el padre de Jimena nieto de Justa y de Gotina y el propio Cid nieto de Justa.

Con relación a la madre
del Cid, solo podemos decir que fue una Álvarez. La madre del Cid puede encontrase citada como Teresa Rodriguez, 1028-1043, hija de Rodrigo Álvarez, o como María Rodriguez, 1020-1058, hermana de la anterior.

A María Rodríguez la podemos encontar casada con el mismo Fernándo I y a una sobrina de estas, María Álvarez, hija de su hermano Nuño Álvarez, casada con un nieto de Fernando I con sucesión en los Castro.


Igualmente no se conoce de fuentes ciertas quien fue la madre del Jimena, probablemente la primera mujer de su padre.

Nos ocupamos ahora de nuevo de la filiación de Jimena, la mujer del Cid. Ya hemos citado antes su parentesco con Pedro González de Lara. Recordemos como el Cardenal Mendoza sitúa sus orígenes emparentados con los del Cid. Resumimos lo ya dicho con respeto a Jimena. Era prima de su marido, nieta de Fernando Laínez, muere hacia 1052/1053, conde de Asturias que casa con Elvira Pelaez, prima hermana de su marido y del hermano de éste que es el padre del Cid, Diego Laínez. Es así que el Cid y el padre de Jimena, Diego Fernández, conde de Asturias, muerto hacia 1058 o tal vez hacia 1060/1065 , son primos hermanos. Diego Fernández casa dos veces, del primer matrimonio es Jimena. Casá después el padre de Jimena con Ederquina Muñiz. A ésta,o a otra mujer de igual nombre, la podemos encontrar casada con un hermano de Jimena , siendo el nombre de la segunda mujer del padre de Jimena

Dicho de otra manera podemos considerar a Jimena sobrina de su marido. Casa Jimena con un primo segundo de Alfonso VI y es ella misma hija de un primo segundo de este monarca. De ahi que el rey castellano la trate de prima o sobrina, pariente en general, "nepta".

Fernando Laínez, tío del Cid y abuelo de Jimena, estuvo enfrentado con Fernando I hasta el año 1038. Bermudo III, hijo de Alfonso V y cuñado de Fernando I de Castilla, le dió a Fernando Laínez la tenencia de la ciudad de León. Tras la batalla de Tamarón, Burgos, Fernando se negaba a dar al nuevo monarca, Fernando I, la ciudad de León.

La batalla de Tamarón fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar el año 1037 entre las tropas del rey leonés Bermudo III y las del conde de Castilla Fernando Sánchez. Los orígenes de la batalla tienen como escenario la Tierra de Campos, los territorios entre el Cea y el Pisuerga disputados entre León y Castilla desde el siglo IX, dicha zona había sido incorporada a Castilla en tiempos de Sancho III el Mayor, y Bermudo quería recuperarlas, Fernando I por su parte consideraba esa zona como dote de su esposa Sancha, hermana del rey leonés que se había casado con Fernando I. Las tropas de Fernando I ayudadas por las de su hermano, el rey de Navarra García Sánchez, vencieron a Bermudo que perdió la vida en la batalla, supuestamente a manos de siete enemigos cuando se adelantó a sus huestes en busca del conde castellano. Muerto Bermudo sin descendencia, el trono pasó a su hermana Sancha que cedió los derechos a su marido Fernando I que se coronó rey de León.

Recogemos distintas filiaciones que hemos se pueden trazar con datos genealógicos encontrados para la madre de Jimena.

Se encuentra que,


Se da la genealogía de Jimena como miembro de la familia real leonesa por su madre. Se hace a Jimena bisnieta, nieta segunda, de Alfonso V de León, 999-1027, o bien nieta tercera, tataranieta, de Ramiro III de León, 965-985, y de Bermudo II de León, 985-999, padre también de Alfonso V. El bisabuelo de Jimena es hijo de Ramiro III y la bisabuela hija de Bermudo II, medio hermana de Alfonso V y de nombre Cristina. Jimena se llama como su abuela que muere hacia 1037.

Nos podemos incluso encontar con dos diferentes Jimenas como esposas de El Cid o con la circunstancia de que el Cid casara con dos Jimenas. Así, Jimena, 1045-1072, es hija de Rodrigo Alfonso, conde de Gormaz, y se pudo tratar de una boda de Jimena con El Cid hacia el año 1050. Mataría El Cid a su suego por la afrenta que Diego Laínez recibe del conde de Gormáz. El conde de Gormáz esperaba ser nombrado ayo del príncipe Sancho pero lo es el padre del Cid, y el conde de Gormáz le afrenta abofeteándolo. Esto en base a lo que podemos leer en la obra las Mocedades del Cid de Guillen de Castro, fechada en 1618. Y con una genealogía que nos dice que Diego Fernández, conde y gobernador de Oviedo en 1067, casa con Cristina Fernández de Asturias- Alfonso de León-, 1050/1055-1113/1120, nieta de Alfonso V de León, hija de su hija natural Jimena, muere en 1037, que casa con Fernando Gundemaro, pudiendo ser la mujer de éste no nieta de Alfonso V sino nieta paterna de Ramiro III de Léon y materna de Bermudo II. Fernando Gundemaro, nieto de Pinido Gundemaríz, y su mujer, ya se una u otra de las citadas son padres de Jimena Díaz de Oviedo, la Jimena esposa de El Cid que casan en el 1074 y es la que encontramos en el Poema de Mio Cid. Repetimos la posibilidad que dan estas genealogías de dos bodas con dos Jimenas.

Se puede encontrar que Jimena es hija de Diego Fernández, conde de Oviedo hacia 1034 , que casa con su prima segunda Cristina. Son ambos nietos segundos, bisnietos, de Piniolo Gundemariz. Además a Diego Fernández, padre de Jimena, se le hace hijo de una bisnieta de Laín Calvo y Teresa Núñez. Es así que Jimena y El Cid son primos como descedientes ambos de Laín Calvo y Teresa Núñez y así emparentados con el rey de Castilla que es descendiente de Fernán González. Igualmente podemos encontrar que la genealogia del padre de El Cid se remonta a Diego Porcelos por su abuela materna, que sería en este caso hermana de Fernán Gonzalez, o igualmente se le hace de los reyes de León, por casar su abuelo, Rodrigo Álvarez, con una hija bastarde del rey de León. Son así dos posibles bodas de El Cid con dos Jimenas distintas. Muere El Cid en el año 1099.

Seria igualmente el Cid primo de Los Castro, como se ha visto. En Los Castro encontramos el origen de la línea genealógica de la dinastia Trastámara cuando termina la sucesión en la dinastia de Borgoña que había recogido la legitimidad de la monarquía visigoda.

Alfonso V, rey de León. Es su hija Sancha, reina de León, casada con Fernando I de Castilla. Padres de Alfonso VI, rey de Castilla y de León, 1065-1109. Padre de Urraca I, reina de Castilla y de León, casada con Raimundo de Borgoña, 1109-1116.

Es Sancha, hija del rey de León Alfonso V, 999-1028, y hermana de Bermudo III, 1028-1037. Sancha nació muy probablemente en 1018, murió en1067.

Bermudo III falleció en la batalla de Tamarón, librada en el año 1037, cuando intentaba ocupar la Tierra de Campos. El trono pasó a manos de su hermana Sancha, que cedió sus derechos a su marido, el cual sube al trono como Fernando I de León. Es Bermudo III el último de los monarcas leoneses de la dinastía astur-leonesa, iniciada con don Pelayo. Su hermana Sancha, que le sigue al frente del reino de León, casa con Fernando I de Castilla dando lugar al incicio de una nueva dinastía conocida como de Fernán González, Navarra o como dinastia Jimena, por entronacar con la dinastía navarra del mimo nombre. Después, se suceden la dinastía de Borgoña, la Trastámara, la Habsburgo y la Borbón.

Sancho III "el Mayor" de Navarra es hijo de Garcia Sanchez II llamado "el Tremulo" o "Temblon" y de Jimena Fernandez, hija de Fernando Bermudez de Leon y de Elvira- según otros hija del conde Gonzalo de Asturias, que parece ser el abuelo materno-, hijo de Vermudo Nuñez, conde de Cea, contemporaneo de Fernan Gonzalez y figura de la corte leonesa de Ramiro II) y tataranieto de Ordoño I de Asturias, nieto de Sancho Garces II "Abarca", 940-994, y de Urraca Fernández, hermana de García Fernández, abuelo materno de Alfonso V de León. Es Urraca hija de Fernán González, conde de Castilla, y de Sancha Sanchez de Pamplona. Casará con una aristócrata castellana, Munia, hija del conde de Castilla. Sancho El Mayor casó en 1010 con Elvira, o Munia, de Castilla, de quien tuvo por hijos a Fernando I de Castilla, a Garcia III noveno rey de Navarra y a Gonzalo, conde de Sobrarbe y de Ribagorza y fuera de matrimonio tuvo por hijo en Sancha de Aibar, a Ramiro I de Aragón, 1010-1063. Casó en segundas nupcias con Ermesinda de Conserans, hija del conde Bernard I Roger de Foix y Garsinda de Bigorra, de quien tuvo por hijo a Sancho Ramírez. Además, según cuenta la leyenda, tuvo por hijo, fuera del matrimonio, al conde don Vela, fundador de la Casa de Ayala. Su hermana Urraca Garces casada con Alfonso V de León es la madre de Jimena, abuela de Jimena Diaz de Asturias la esposa del Cid. Su hijo Sancho Garcés de Navarra, habido fuera del matrimonio, tuvo por hijo a Ramiro Sanchez de Navarra que casó con Cristina Rodríguez de Vivar, hija de Rodrigo Diaz de Vivar el Cid Campeador y de doña Jimena, y el hijo de estos fué Garcia Ramirez VI de Navarra "el Restaurador", 1110/ 15-1150 casado con Margarita de L'Aigle Rotrou son los padres de Blanca de Navarra que casa con Sancho III de Castilla, padres de Alfonso VIII.

El primer antecedente documentado en España del nombre Jimeno, donde tambien aparece el de Ermesinda, nombre de la segunda esposa de Sancho, esta en Galicia en documento del año 745 de la fundación en "Villa Marci", Lugo, de la Iglesia de Santa Columba, por Aloitus y su mujer Icka, firmando como testigos "Teodulfus", "Ermesinda", "Jimeno", "Fruela", "Ioannes" y "Flacencio".

También podemos encontrar que la madre de Jimena era hija de Fernando Gundemárez, hacia 1002- 1052, y Jimena Alfonsez, hacia 1010 -1037, princesa de León, hija de Alfonso V de León, y de su segunda mujer la princesa Urraca Garcés de Navarra, hija de García Sánchez "el Temblón", rey de Navarra y conde de Aragón. La maternidad de Jimena Alfónsez ha sido también atribuida a una relación extramatrimonial, con una mujer que pudiera haberse llamado Fronilda , siendo en este caso Urraca de Navarra madre de otra Jimena que no sería la abuela de Cristina. Incluso en algunas genealogías se puede leer que pudieron ser hermanos de Jimena, Rodrigo Díaz de las Asturias, conde de Asturias; Fernando Díaz de las Asturias, conde de Asturias; Bernardo Díaz Meneses, quien confirma privilegios en 1119. Casó con N. Alonso, hija de Alonso Téllez, señor de Montealegre, mayordomo mayor de Alfonso VI . Con relación a esto Diego Rodríguez, duque de Asturias y conde de Oviedo, tataranieto materno de Bermudo II de Léon, casa con Jimena Alonso que es la aya nombrada repetidamente hija natural de Alfonso V " el Noble", padres de,

Bernardo Díaz, confirma privilegios en 1119. Casó con N. Alonso, hija de Alonso Téllez, Señor de Montealegre, Mayordomo Mayor del Rey Alfonso VI de León. Con sucesión en Meneses.

Pedro Díaz de Aller, Señor del Castillo y villa de Goyanza, luego Valencia de don Juan, se opuso a Alfonso VII, que le derrotó y confiscó sus bienes, y que más tarde se los reintegró. Casó con María Ordóñez. Con sucesión en Quiñones.


Bermudo II casó por primera vez antes de 981 con Velasquita de León, repudiada entre 988 y 991. Bermudo y Velasquita fueron padres de Cristina Bermúdez que casa hacia el 1010 con el infante Ordoño Ramírez "el Ciego", 981- antes 1024, hijo de Ramiro III de León.

Falleció el infante Ordoño entre 1017 y 1024, ya que Cristina se califica de viuda el 31 de marzo de 1024 en la donación hecha para la fundación del monasterio de Cornellana


Se encuentra erroneamente a Cristina casada con otro Ordoño que es en este caso Ordoño Froilaz como hijo de Fruela II "el Leproso".
Puede ser porque en el año 930/932, junto con su hermanastro Alfonso Froilaz, y su hermano Ramiro Froilaz, y también junto con Alfonso IV el Monje, fue capturado y cegado por orden de su primo hermano Ramiro II de León.

Cristina, tras enviudar se retiró al monasterio de Cornellana que había fundado y donde profesó como religiosa, probablemente recibiendo sepultura en dicho monasterio.

La descendencia de los infantes Ordoño y Cristina, la menciona Rodrigo Jiménez de Rada en su crónica del rey Bermudo II de León, "...de Velasquita tuvo a la infanta Cristina; esta Cristina tuvo de Ordoño el Ciego, hijo del rey Ramiro, a Alfonso, Ordoño, la condesa Pelaya y Aldonza",


Después de repudiar a su primera esposa, Bermudo II contrajo matrimonio con Elvira García, hija del conde castellano García Fernández, el de las manos blancas, hijo de Fernán González, con la que tuvo dos hijos:

Alfonso V de León (994-1028); quien sucedió a su padre en el trono.

Teresa, fallecia el 25 de abril de 1039. Se supone que fue entregada por su padre a Almanzor, hasta que, tras la muerte de aquél, fue liberada y retornó al reino de León, donde profesó como religiosa en el Monasterio de San Pelayo de Oviedo, en el que fue sepultada a su muerte.

El rey Bermudo mantuvo relaciones extramatrimoniales con varias damas, algunas de alto linaje. Una de las amantes del rey, según la mencionada autora, pudo ser Elvira Pinióliz, esposa de Bermudo Vela, los padres del conde Oveco Bermúdez. Padres de Sancha Bermúdez. Los otros hijos tenidos fuera de matrimonio fueron Ordoño Bermúdez que casa con Fronilde Peláez, hija del conde Pelayo Rodríguez y la condesa Gotina Fernández. El infante Ordoño y su esposa fueron los progenitores de los Ordóñez gallegos. y, a Elvira Bermúdez, a Bermudo y a Piniolo.
ALFONSO V “el Noble”. Nacido en 996, fallecido el 7-VIII-1028 en el sitio de Viseu. Rey de Asturias y León 999-1028. Casó primero en 1015 con ELVIRA MELÉNDEZ, natural de Galicia, fallecida el 2-XII-1022; hija del Conde Melendo González. Padres de, Bermudo III, nacido en 1017, fallecido en IX-1037. Rey de León 1028-37. Casó en 1028 con Ximena de Castilla, fallecida después de 1063; hija del Conde Sancho de Castilla y de Urraca. Padres de Alfonso, nacido y fallecido en 1030. y, Sancha de León, nacida en 1016, fallecida el 7-XI-1067. Casó en 1032 con el Rey Fernando I de Castilla “el Magno”. Con sucesión. En segundas nupcias casó en 1023 con URRACA DE NAVARRA, hija de Garcia "el Temblón" de navarra y hermana de Sancho III "el Mayor". Padres de, Jimena de León que casó con el conde Fernando Gundemáriz.

Fuera de matrimonio, Jimena de León, casó con Diego Rodríguez de Asturias. y Nuño Álvarez de Asturias, de Amaya, señor de Gijón, adelantado mayor de Asturias. Con sucesión.

O bien se puede decir que, los padres de Jimena fueron Diego Fernández, como se ve por la documentación de la catedral de Oviedo, conde de Oviedo, y Cristina. Su abuelo paterno es Rodrigo Alonso. Sus abuelos maternos son Fernando Gundemariz, hijo del conde de Oviedo, Gundemaro Pinióliz, y, según algunos, Jimena de Léon, muere después de 1037, hija de Alfonso V de León y de Urraca de Navarra. Los padres de Fernando Gundemariz fueron Gundemaro Pinióliz, muere en el 1012, y Mumadona. Como abuelos paternos se pueden encontrar a Pinolo Jiménez, 969-1049/50, hijo de Jimeno Jiménez y Aragonta, y Alonsa Muñíz, muere hacia 1063/64, hija de Munio Rodríguez. No parece que Fernando Gundemariz estuviese casado con Jimena de León, hija de Alfonso V León. Fernando estuvo casado con la gallega Munnia Donna, hija de Ordoño Ramírez, hijo de Ramiro III de León y de su prima segunda Cristina de León, hija de Bermudo II y medio hermana de Alfonso V de León. Es así que Alfonso VI, 1047-1109, pueda llamar a Jimena Díaz "su prima", algo así como sobrina o parienta, porque ella probablemente era su prima, si aceptamos la filiación aquí recogida, ya que descendía como se ha dicho de la infanta Cristina, hija de Bermudo II y medio-hermana de Alfonso V. Es Alfonso VI nieto de Alfonso V y Jimena bisnieta de una medio hermana de Alfonso V. Ambos de la Casa Real ya que es además Jimena nieta tercera, tataranieta, de Ramiro III de León, padre de su bisabuelo. Gundemaro Pinióliz no fue hijo de Piniolo Jiménez. Piniolo Jiménez es sobrino de Gundemaro Pinióliz: Gundemaro Pinioliz y su hermana Aragonta Pinióliz fueron hijos de Piniolo Gundemáriz. Aragonta Pinióliz casó con Jimeno Jiménez y fueron padres de Piniolo Jiménez.

Además de lo ya dicho su padre puede ser también el conde Diego Rodriguez, conde y gobernador de Asturias en el 1067, de quien se puede leer , completando lo dicho arriba, que casa con Jimena, hija natural de Alfonso V de León, lo que la hace prima hermana de Alfonso VI . Incluso que es el mismo Diego Rodríguez hijo de Alfonso V.

De niño vivirá en Vivar y luego en la Corte de Fernando I. Educado junto al que sería Sancho I de Castilla y II de León, hijo de Fernando I de Castilla y de Sancha de León, y fue precisamente éste quien armó caballero al Cid.

En 1065 muere Fernando I y Sancho es nombrado rey de Castilla nombrando a Rodrigo jefe del ejercito. Sancho y Rodrigo deciden la toma de Zamora. Sancho es asesinado por Belindo Delfos el 7 de octubre de 1072 en el cerco de la Ciudad. El Cantar del Mio Cid cuenta que Rodrigo hace jurar a Alfonso que nada tenía que ver con la muerte de su hermano y la Historia Roderici, Gesta Roderici Campidocti, escrita en 1110, afirma que el rey Alfonso recibió al Cid, "con todo el honor como vasallo, y lo conservó a su lado con todo su amor y respeto.

Sobre el muro de Zamora; vide un caballero erguido; al real de los castellanos da con grande grito:
—¡Guarte, guarte, rey don Sancho, no digas que no te aviso,
que del cerco de Zamora un traidor había salido; Vellido Dolfos se llama, hijo de Dolfos Vellido, si gran traidor fue su padre, mayor traidor es el hijo; cuatro traiciones ha hecho, y con ésta serán cinco! Si te engaña, rey don Sancho, no digas que no te aviso.
Gritos dan en el real: ¡A don Sancho han mal herido!
¡Muerto le ha Vellido Dolfos; gran traición ha cometido! Desque le tuviera muerto, metióse por un postigo, por las calle de Zamora va dando voces y gritos:
—¡Tiempo era, doña Urraca, de cumplir lo prometido!


Casa con Jimena Díaz, perteneciente a la mas alta nobleza del reino. Fue el día 19 de julio de 1074. Jimena era biznieta del rey de León Alfonso V, prima de Alfonso VI e hija del conde de Asturias.

Pasa Jimena la primera época de su matrimonio en compañia de sus hijos, Maria, Cristina y Diego, en el convento de San Pedro de Cardeña. Más tarde pasa a vivir a Valencia, donde muere su hijo Diego a los 19 años de edad. El 21 de mayo de 1101, en un diploma escrito de su puño y letra por Jimena, se confirma que aún vivia; y en octubre del mismo año defiende Valencia, con ayuda de su primo el rey Alfonso VI, de los ataques del guerrero moro Emir-Al Munemin Yusuf. Jimena abandona Valencia por orden de Alfonso VI y se marcha a su refugio de San Pedro de Cardeña, y en 1113 se sabe que vende una heredad procedente de las tierras adquiridas por arras, y otorga documento fechado en Cardeña. Después nada se sabe de ella.

Según la Carta de Arras con la que El Cid dotó a Jimena y que se conserva en el Archivo de la Catedral de Burgos, éste hizo entrega a su esposa de la posesión de 39 villas, lo que hace idea de Rodrigo, como uno de los nobles mas ricos de Castilla. El 28 de julio de 1075, Rodrigo recibe del rey Alfonso VI, el señorío de Vivar y todas sus villas. En este mismo año de 1075 nacen además sus dos hijas, un año después su hijo.

Una de las hijas de El Cid, María- Sol en el Cantar-, se casa con uno de los condes de Barcelona, Ramón Berenguer III, como clara alianza en defensa del reino. Cristina- la Elvira del Cantar- casa con Ramiro Sánchez, infante de Navarra y señor de Monzón. Padres de García Ramirez "el Restaurador", rey de Navarra. Padre de Sancho IV "el Sabio", rey de Navarra, y de Blanca de Navarra que casa con con Sancho III de Castilla, hijo de Alfonso VII, de cuya unión nació Alfonso VIII. Están Rodrigo y Jimena en la línea sucesoria del condado de Barcelona que se une al reino de Aragón al casar Ramón Berenguer IV con Petronila de Aragón, hija de Ramiro II de Aragón, y del reino de Navarra y Castilla.

Según la hipótesis de Menéndez Pidal, la madre de Jimena Díaz, Cristina Fernández, sería hija del conde Fernando Gundemáriz y la infanta Jimena de León, hija del rey Alfonso V de León. En este caso, doña Jimena sería hija de una prima hermana del rey Alfonso, con lo que, siguiendo la costumbre mantenida hasta hoy en determinadas regiones españolas, recibiría el nombre de sobrina del monarca.


En la genealogía propuesta por Carriedo, el conde Fernando Gundemáriz, casó con Sancha Ordóñez, hija del infante Ordoño Ramírez el Ciego, hijo de Ramiro III de León, y de la infanta Cristina Bermúdez, hija de Bermudo II de León y la reina Velasquita. Según esta hipótesis, doña Jimena sería hija de una prima segunda de Alfonso VI de León.

El padre de doña Jimena probablemente casó dos veces. Los hijos documentados del primer matrimonio con Cristina Fernández, aparte de doña Jimena, fueron, Rodrigo Díaz, conde en Asturias. Según el registro del Monasterio de Corias en Asturias, pudo haber casado con una Gontroda, padres de Sancha y de Mayor Rodríguez. Fernando Díaz, conde en Asturias al fallecimiento de su hermano. Casó en primeras nupcias con Godo González Salvadórez,hija de Gonzalo Salvadórez y Elvira Díaz, sin sucesión de dicho matrimonio. Contrajo segundo matrimonio con Enderquina Muñoz, hija del conde Munio González y la condesa Mayor Muñoz, con sucesión. Recordemos que a Ederquina Muñiz la hemos citado como segunda esposa del padre de Jimena.

Del segundo matrimonio con Elvira Ovéquiz, hija del conde Oveco Sánchez y la condesa Elo, nacieron dos hijas, Onneca "Mayor" Díaz quien casó con Gundemaro Iohannes- Ibáñez-. Aurovita Díaz, casada con Munio Godestéiz.

Casó en julio de 1074 con Cid. Contaba ya el Cid con 31 años, si situamos su nacimiento en el 1043. Fueron padres de tres hijos, Cristina (hacia 1075 –¿?) llamada Doña Elvira en el Cantar del Mío Cid casó en segundas nupcias con Ramiro Sánchez, señor de Monzón (hacia 1057–1116), hijo del infante Sancho Gárces y de doña Constanza, nieto del rey García Sánchez III de Pamplona, siendo padres de, entre otros, el rey García Ramírez de Pamplona el Restaurador. Diego (hacia 1076–1097) muerto con 19 años en la batalla de Consuegra. María (hacia 1077–1105) casada en segundas nupcias con Ramón Berenguer III (1082–1131), conde de Barcelona. Doña Sol en el Cantar del Mío Cid.

Batalla de Consuegra, Toledo, tuvo lugar en el año 1097 entre las huestes almorávides y el ejército de Alfonso VI, en la que murió Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador. Alfonso VI se refugió dentro de la ciudad, que no tardo en caer, y se retiro al castillo, un bastión inexpugnable en lo alto de un cerro. Tras 8 días de sitio, sin agua, ni apenas comida, y con sólo unas centenas de hombres, Alfonso VI resiste el asedio de los moros que intentan escalar sus murallas. Tras el octavo día los almorávides, diezmadas sus tropas, sofocados por el calor y temiendo la llegada de refuerzos cristianos, levantan el sitio y se retiran. Castilla se había salvado de la invasión y Alfonso VI regresa a tierras leonesas en octubre de 1097. En el mes de junio de 1098, diez meses después de la Batalla de Consuegra, Yusuf ibn Tasfin retornaba a África y se instalaba en Marrakech, satisfecho por las numerosas conquistas realizadas,

A la muerte del Cid en 1099 sostuvo el cerco de Valencia ante los ataques musulmanes, pero no pudo mantener Valencia a salvo. En 1102 la ciudad de Valencia fue ocupada y Jimena y la población fueron escoltados por el ejército del Alfonso VI. Se retiró al monasterio de San Pedro de Cardeña, en el que murió hacia 1115. Fue enterrada junto al Cid en el monasterio de San Pedro de Cardeña. En 1921 se trasladaron sus restos a la catedral de Burgos, donde permanecen.

Rodrigo Álvarez de Asturias y sus descendencias historia de Llanes , texto de fines del siglo XIX

A grande orgullo y gloria inmortal debe tener Llanes haber sido la cuna del caballero poderoso y grande entre los más poderosos y grandes del siglo X, D. Rodrigo Álvarez de Asturias, Señor de Noreña, del Castillo de Aguilar entre los ríos Navia y Purcia, y de los territorios llamados tambien de Aguilar, de Llanes, San Jorge y San Antolín, primer Conde de Asturias y su Gobernador supremo desde el año de 980 al 998, que obtuvo esta autoridad despues que dejaron de serio D. Ramiro, D. Alfonso Froilaz y D. Ordoño como personas reales, cuyo cargo cedió el rey D. Ordoño el segundo al trasladar su corte de Oviedo a León.

Tenía entonces D. Rodrigo dos hijos llamados Munio Rodriguez Can, conocido más bien por el Conde Muñazan, que fue fundador del Monasterio de San Antolín de Bedón, y Nuño Álvarez de quien viene la descendencia de los Álvarez de Asturias; y una hija que se llamó Dª. Teresa Núñez, y fue madre del Cid Campeador.

Cuando los castellanos negaron sumisión a D. Ramiro III, Rey de León, obedeciendo por absoluto señor al Conde don García Fernandez, y no le quedaba al Rey más ayuda que los asturianos, procuraron aquellos entrar en Asturias por el costado oriental que es Llanes, pareciéndoles que divertiendo por esta parte a los mismos asturianos, no podrian acudir a León a la defensa de su Rey, pero hallaron gran resistencia, según Custodio, en Rodrigo Álvarez de Asturias, notable y valerosísimo caballero; y perdidas sus esperanzas de entrar por la fuerza de las armas, determinaron aprovecharse de sus mañas, y por esto, dejando la guerra, trataron con Diego Laínez de Burgos, descendiente de Diego Porcello, asturiano, se casase con doña Teresa Núñez, hija de D. Rodrigo, para ganarle la voluntad y desaficionarle del servicio del Rey. No incurrió en lo segundo el insigne varon D. Rodríguez Álvarez de Asturias, antes perseveró siempre en su lealtad, aunque concedió lo primero por estarle bien, y así se casó doña Teresa su hija con Diego Laínez. El Arzobispo don Rodrigo, Morales y Sandoval lo cuentan y afirman, y en el tumbo negro de Santiago de Galicia se halla una memoria antigua con estas palabras «Dia Lainez Priso muller filla de Ruy Alvarez de Asturias»

De este matrimonio nació don Rodrigo Díaz que se llamó el Cid, en la ciudad de Burgos el año de 1026, segun consta de una inscripción que hay en el solar donde existió su casa; varon notable y prodigioso, nunca bastantemente alabado, que es Llanisco Asturiano por su madre y descendiente de asturiano por su padre.

Dice la Crónica, que cuando era todavía un rapaz el Cid D. Rodrigo Díaz de Vivar, cuentan que su padre tuvo una disputa con el Conde de Gormaz o Lozano, y que este dio a don Diego Lainez una bofetada, causándole tal pena semejante afrenta al pobre viejo, que no podía comer, beber ni dormir. Acongojado Rodrigo por la aflicción de su padre y sabedor del motivo que la ocasionaba, un día se acercó a él y le dijo:

elebráronse las bodas con mucha pompa, despues de concido el luto de Jimena, y al volver Rodrigo con su esposa el día de la ceremonia a casa de su madre, pues Diego Lainez había fallecido, poco tiempo después de quedar vengado, poniendo sus manos entre las de la recién casada, dijo:

–Ya que tal cuita os causé, señora, sin querer, y que por ella tengo la dicha de poseeros, juro por Dios y su Santa Madre no entrar con vos en lecho sin haber ganado antes cinco batallas campales.

Ganólas en efecto y la promesa quedó cumplida, viniendo a ser desde entonces terror y espanto de los infieles, quienes le dieron el nombre del Cid, que quiere decir señor.

Era Jimena Gómez o Díaz, como queda dicho, hija de D. Rodrigo Alfonso, Conde de Gormaz o Lozano y de la Infanta doña Jimena su mujer, hija del Rey D. Alfonso el V., asturianos, y hermana de D. Diego Rodríguez, Conde y Gobernador de Asturias el año de 1067, con título de Capitán general; de D. Rodrigo Díaz, que se llamó el asturiano, para diferenciarle de su cuñado D. Rodrigo Díaz el Cid, que se llamó el castellano; de D. Fernando Díaz y de D. Pedro Díaz, de cuya ilustre prosapia, dice Sandoval, descienden los Velascos, los Quiñones, los Jirones, y los Rodríguez de Cisneros.

Dio a luz doña Jimena una niña sin el consuelo de tener a su esposo al lado; pero es fama que el Rey le hizo singulares donativos.

Después tuvo otra hija, y ambas casaron con D. Diego, y don Fernando González, hermanos, Condes de Carrión, y de ilustre sangre, segun Garivay, pero se rompió el matrimonio a poco de haber sido contraído, por la atroz crueldad y la torpeza infame de azotar a sus mujeres, dejándolas desamparadas en un monte, siendo además condenados a perpetua infamia como malos caballeros.

Casaron después aquellas: Dª Cristina, llamada comunmente doña Elvira, con D. Ramón, del cual hubo al Rey D. García Ramírez de Navarra, cuya sangre vino con el reino a entrarse en la casa y corona de los reyes de Castilla como es notorio; y doña María, que también comunmente se llamaba doña Sol, casó con don Pedro, Conde de Barcelona, hijo del Rey D. Pedro de Aragón.