miércoles, 3 de marzo de 2010

Plaza de Colón. Madrid.





El edificio conocido como Centro Colón ocupa lo que fue uno de los palacio del duque de Infantado cuando su titular era Mariano Téllez-Girón y Beaufort Spontin.

..........donde todo era francés, el proyecto, la imagen resultante e incluso
los materiales empleados, tales como la piedra de cantería, que llegó a la estación del Norte por vía férrea
procedente de Angulema. Naturalmente ello produjo un impacto explicable por hurtar así trabajo, tanto

a los arquitectos españoles como a un largo artesanado y oficios que requerían semejante construcción. 


Fue el palacio primero propiedad del duque de Uceda, para ser adquirido en 1876 por el marqués de Salamanca, sin que llegase a vivir nunca en él, y más tarde,  hacia 1890 vive en este palacio Ángela Pérez de Barradas y Bernuy, duquesa de Medinaceli y por su marido de Uceda, que lo compra al marqués de Salamanca. Juego de propiedades en este palacio entre Uceda y Salamanca. 

Francisco de Borja Téllez-Girón y Fernández de Velasco (1839-1897), XI duque de Uceda, XVI duque de Escalona, XI marqués de Belmonte, XV marqués de Villena, XX conde de Alba de Liste, XI conde de Pinto, X conde de la Puebla de Montalbán, XVII conde de OropesaCasó con Ángela María Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas, hija de Luis Tomás Fernández de Córdoba y Suárez de Figueroa la Cerda y Ponce de León XV duque de Medinaceli y de Ángela María Apolonia Pérez de Barradas y Bernuy, I duquesa de Denia y Tarifa.

Debido a los títulos de sus sucesivos moradores, fue conocido también como palacio del Marqués de Salamanca o palacio de Medinaceli.
Fue construido en 1864 en un estilo francés. La piedra utilizada para la construcción del edificio fue transportada en tren desde la ciudad francesa de Angulema. Uno de sus elementos más característicos era la mansarda del tejado.

En febrero de 1876 fue adquirido por el marqués de Salamanca, que vendió en las mismas fechas el palacio que llevaba —y lleva— su nombre en el cercano Paseo de Recoletos. 
En torno a 1890 fue Ángela Pérez de Barradas y Bernuy, duquesa viuda de Medinaceli y de Denia y Tarifa, quien se convirtió en su propietaria. 
Sufrió un incendio el 25 de noviembre de 1917, desatado de madrugada y que afectó principalmente a la fachada que daba a la plaza de Colón, del cual no se llegó a restaurar completamente el edificio.
Finalmente fue derribado en la década de 1960.
En el solar que dejó se levantó el actual Centro Colón, un bloque de apartamentos.